‘La elegida’ (un poema de Sofía de la Vega)

24209975_10212848529482402_338977940_o

[la normalidad es llegar a casa a las ocho y escribir o ver la tele. Cenar, volver a escribir o leer. E irme a dormir. Antes de dormir tengo que leer, y mientras leo -ahora a Sofía de la Vega-  abro una botellita de agua con gas aderezada con algo de fado: no mucho, sin abusar. Únicamente lo suficiente…]

La elegida
Hoy fui a misa con mi mamá. Los chicos
de la facultad siempre dicen no creás
y yo les cuento que tengo miedo al diablo
y no a los ladrones. Abro la cortina del baño
aunque no me esté por bañar pero no
miro atrás cuando me bajo del colectivo.
Son las veces que elijo los nombres de quienes
me llorarían y, a veces, me sorprende, los imagino
muy feos. Cuando era chica quería vivir
una vida rápida y tener un hijo a los 14 años.
Pensaba que así viviría la mayor parte con él
y no lo dejaría solo. Todavía quiero ser madre pero
no sé si me interesa mi muerte. Me interesa
si el diablo aparece, aunque dicen que no existe
sólo si lo creés. Los ladrones no son nada
terroríficos si pensás en esos camisones blancos
que usaba Emily Rose en la película. Nunca
me pareció una posibilidad no rezar aunque
con los años es más difícil creer en Dios. Antes
sentía que Jesús quería que fuese su elegida.
A los 10 le dije que me asustaba y que prefería
una aparición de la virgen antes que la suya.
por eso no me volvió a hablar.

[poema extraído de La idea es vivir cerca pero no encima (Liliputienses, 2019) de la poeta argentina Sofía de la Vega (San Miguel de Tucumán, 1993)]