Preposiciones

f03e7e16-161d-43c1-bd42-ae86b8b18787

(…) Una proposición filosófica (cuya demostración, como bien se sabe, es, more geométrico, de un rigor ejemplar) me lastima y abruma: “El hombre experimenta ante la imagen de una cosa pasada o futura la misma afección de gozo o de tristeza que ante la imagen de una cosa presente”. He resuelto meditar serenamente durante unos días antes de adoptar la determinación final, sabiendo, como sé, que el azar obedece a los designios del dios que un día me regaló un prefijo: “con”, preposición de reciprocidad y compañía. “Oz  kheogeo so fhofajuruacoj bo racsoci tikizbocko i vzahui. π”, acabo de escribir. Desde la pared, el retrato “Ad memoriam” me reprende con su enigma inconcluso, me amenaza con mi propia necedad. A su lado, “vivir es volver”, el lema de Saulo Agilor, anuncio irrevocable del retorno, me hiere el alma como hierro ardiendo, adquiere el vigor intenso y apocalíptico del fuego, de la destrucción, de las profecías. Cae sobre Madrid una lluvia lenta, monótona, cargada de tristeza. El laberinto es, en verdad, la patria de los indecisos.

El cerco oblicuo
Gonzalo Hidalgo Bayal