Corrección “lírica” y Álvaro de Campos

“¡Ah, y esa gente ordinaria y sucia que siempre nos
parece la misma,
que emplea la palabrota como palabra usual,
cuyos hijos roban a la puerta de las tiendas de comestibles
y cuyas hijas a los ocho años -¡me parece tan bello y lo
amo tanto!
masturban a hombre de decente aspecto en los rincones
de las escaleras!”

camposvolteado--300x500Introducción: el fragmento pertenece a la Oda Triunfal de Álvaro de Campos (heterónimo de Fernando Pessoa), fusilado tachado antes de salir de la imprenta de un manual escolar.

Notas

  • Cualquier modificación de un texto original supone desvirtuar una obra. ¿Hubiera sido mejor no incluir el fragmento en el libro? ¿Añadir una nota a pié de página? No lo sé, pero tachar los versos -tal como se lee- se ha ofrecido la peor solución a un conflicto bastante vacío de por sí
  • Son versos sensibles, sí; pero quizá se debería reflexionar a partir de ellos: el por qué. Los inicios del siglo XX son tan oscuros todavía… parece que da miedo meter la cabeza y saber qué se puede sacar de claro en ellos.
  • Es algo hipócrita poner el grito en el cielo con este poema y no porque el romance de Fernando Pessoa con Ofélia Queiroz empezó siendo la mujer menor de edad. Si nos ponemos tarugos, pongamos el grito y el asco en todo. Por cierto, las chicas y chicos de diecisiete años a quien iba dirigido el texto seguramente sepan y entiendan más de sexualidad y derechos que muchos de sus profesores. Por no hablar de la habilidad crítica que tienen hoy día los adolescentes…
  • Esta noticia ha tenido más revuelo en España que en Portugal. Allí no se le ha dado ningún vuelo. El simple hecho de que Porto Editora decida investigar lo sucedido me parece interesante. Aquí, mientras tanto escondemos los trapos sucios de una generación dorada en la lírica y los idealizamos. Por no hablar del silencio académico con las otras lenguas del estado. Quizá… ni tanto ni tan poco, ¿no?

Heterónimos de Pessoa: Accursio Urbano (#32)

ilustración-de-Fernando-Pessoa

Descifrador de adivinanzas, colaborador de O Palrador. Probablemente de nacionalidad brasileña, al igual que otro colaborador, Eduardo Lança. Envía soluciones correctas (a adivinanzas/acertijos) para el número 7 de la revista. En el mismo número ofrece un enigma a cuatro personajes: Morris & Theodor, Pad Zé y Scicio. También en la misma entrega el Dr. Pancracio le dedicó un acertijo.

Nota 1: la palabra charada, en portugués, significa: acertijo, adivinanza, galimatías… también farsa, engaño, rompecabezas.

Nota 2: todos los nombres de personajes de la entrada son heterónimos de Pessoa. La revista/folletín O Palrador fue creada y desarollada casi en exclusiva por el propio Pessoa y una serie de heterónimos.

[Traducido de Eu sou uma antologia. 136 autores ficticios de Fernando Pessoa. Edição de Jerónimo Pizarro e Patricio Ferrari (Ed. Tinta da China, 2016) Página 82.]

[120] Libro del desasosiego

fp.jpg

Comparado con los hombres simples y auténticos que pasan por las calles de la vida con un destino natural y callado, esos personajes de los cafés asumen un aspecto que no sé definir más que comparándolos con ciertos duendes de los sueños -personajes que no son ni de pesadillas ni de amargura, pero cuyo recuerdo, al despertar, nos deja sin saber muy bien por qué un sabor como a hastío ya pasado, una desazón por algo que no nos recuerda, pero que no se puede definir como suyo.  Continuar leyendo “[120] Libro del desasosiego”

Heterónimos de Pessoa: Maria José (#136)

ritratto

136
Maria José

Autora de una única carta con un título impersonal, “La carta de la Jorobada al Cerrajero”, y por un rasgo más personal en su firma. Maria José es una jorobada de diecinueve años que recorre a un medio escrito (una carta mecanografiada, si consideramos su carta como un original de Pessoa) para comunicarse con el señor Antonio -un cerrajero que acostumbra a aparecer delante de su ventana-. En una serie de notas relacionadas con la misiva se puede leer una línea que podría ser argumentativa: “Como una alma grande puede no ser nadie” y también un autorretrato de la jorobada: Continuar leyendo “Heterónimos de Pessoa: Maria José (#136)”

Heterónimos de Pessoa: W. Fasnacht (#77)

fernando_pessoa

77
W. Fasnacht

Fasnacht es la designación suiza -propia de los cantones de lengua alemana- de la festividad del Carnaval. La palabra es una forma abreviada de Fastnacht (usada en una región al sur de Alemania) compuesta por fasten (rápido) e Nacht (noche), significando por tanto, víspera de ayuno; en este caso, de Cuaresma. Continuar leyendo “Heterónimos de Pessoa: W. Fasnacht (#77)”

Heterónimos de Pessoa: James Joseph (#119)

umfernando_muitospessoas-01

119
James Joseph

Firma una única comunicación en inglés en un membrete del café A Brasileira, fundado en Noviembre de 1905 y muy frecuentado por Fernando Pessoa. James Joseph assi una sola comunicación en Inglés, en un café con membrete brasileña, fundada en de noviembre de 1905 y frecuentado por Fernando Pessoa. James Joseph no fue incluído en   Teoría de la Heteronimia (2012), aunque su firma, bajo un escrito automático, sea clara, y esté acompañada de un símbolo: una cruz con cuatro puntos en las extremidades. Desconocemos si este nombre inglés fue inspirado por alguna figura real, pero como curiosidad el hecho de que el el pintor y grabador francés Jaques-Joseph Tissot (1836 – 1902), durante su estancia de diez años en Londres, utilizó el pseudónimo James Tissot, nombre anglizado provocando que Tissot pasara a ser conocido como James Jaques-Joseph Tissot.

[Traducido de Eu sou uma antologia. 136 autores ficticios de Fernando Pessoa. Edição de Jerónimo Pizarro e Patricio Ferrari (Ed. Tinta da China, 2016) Página 531.]

Fernandinho, não gosto nada…

fpoq

No eran pocas las veces en las que Fernando Pessoa aparecía y Ofélia Queiroz, quizá agria de ánimos o ávida de marcar distancias con el inquieto poeta ante sus espantadas y frivolidades, le espetaba un “Fernandinho, não gosto nada quando vens como Álvaro de Campos, ficas muito teimoso”. Ídem cuando escribía bajo el influjo del heterónimo, donde relucía toda su extrenticidad, queriendo ser todo y acabar su desubicación lo que provocaba la irritación de su enamorada. La alternativa para favorecer la relación de la entrañable pareja fuera, seguramente, un sutil cambio de registro hacia el Fernando original u otro heterónimo que no provocara la agria reacción de su querida. Y llevando la contraria a los primeros versos de Tabacaria, también de Álvaro de Campos –“No soy nada. / Nunca seré nada. No puedo querer ser nada. / Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo.”- constata que entre no ser nada en vida, consiguió que su universo de voces formaran un mundo poético todavía por completar y definir.

Postdata: podéis leer Tabacaria traducida al castellano aquí