[Pavese] 30 de noviembre de 1938

fcp

I) Escribir un cuento tiene dos tiempos. Hay un agua que se enturbia, hay gestos violentos, sobresaltos, espuma; después hay una calma, una pasividad, el agua que tiembla se inmoviliza, se serena, se aclara, y todo se transparenta de improviso. El fondo y el cielo están inmóviles. El cuento se ha producido sosegadamente, en este decantarse de todo movimiento e impureza. Recordar: se ha producido sosegadamente.

II) Así nace un cuento: el agua descompuesta se aclara temblando y se detiene.

I y II son los dos tiempos. El I turbio y descompuesto, el II sereno.

 

[Pavese] 13 de noviembre de 1938

13 de noviembre de 1938
paveseEn el relato en primera persona podemos ser realistas, aunque sin caer empero en el verismo. A paridad de realismo el relato en primera persona resulta mas cantado que en tercera.

Proust está obsesionado con la idea de que toda esperanza, al realizarse, queda sustituida justamente por el nuevo estado y por lo tanto borra el precedente (sueños de Swann de que se casará. Sueños de Je de que será recibido en casa de Swann). Además de la incomunicabilidad de las almas, también la de los estado de ánimo entre sí. De ahí la sensación de que todo es relativo y vano -a menos que se recobre el temps perdu-. De ahí el gusto por la libre fantasía y el sádico relieve dado a que, en los choques con la realidad, ésta se desvanece y es preciso por tanto buscar una ley que sirva para eternizar todo sueño.

Postdata: periódicamente aparecerán entradas del diario de Cesare Pavese. A cada día, su correspondiente (o correspondientes) entrada. El oficio de vivir. El oficio de poeta (Bruguera, 1982) es un regalo lleno de afecto de LFC. Al que, por cierto, le encantan los diarios…