VI – “Nunca se repite”

pullandpush

“Nuestro vestuario es un entorno fraternal y positivo. Reímos mucho y trabajamos mucho. Las normas de comportamiento las ponemos todos los integrantes de los All Blacks y nuestro compromiso es vivir de acuerdo a ellas todo el tiempo.

¿Y qué ocurre si un all black se comporta poco deportivamente? Pues hay riña en el siguiente entrenamiento.

¿Y si se repite? Nunca se repite.”

Israel Dagg

V – Su primera melé

20081116174313-rugby

Fueron colocados según su complexión. En la delantera, ellas, dos pilares ágiles y altas y en medio un chaval fuertote, que diera empaque a la primera línea. Los típicos larguiruchos de complexión fibrada iban como segundas, con potentes piernas -sin duda por jugar al fútbol tres veces por semana en el equipo de su pueblo-. Luego en la tercera del pack, dos chicas ágiles y capaces de salir a la contra o a cubrir huecos dependiendo del desenlace de la melé; y en el ocho a un armario con las capacidades de equilibrio, potencia y precisión en buena síntesis.

Se colocaron y fueron caminando solos, sin rival, cual cangrejo enorme en la playa. No había pelota ni juego, solo ellos avanzando divertidos sobre la arena de la playa ante la mirada curiosa de los turistas; despistados ante tal espectáculo motriz.

IV – Pilier

martin-castrogiovanni.jpg

“No olviden que los que le hacen el trabajo a estos pateadores somos los gordos, no les quepa la menor duda. Nunca nos quisieron pero somos los divertidos, la esencia, y sin nosotros se perdería la mística. Así que por favor, ¡piénselo!¿Cómo vamos a jugar al rugby sin los gordos?”.

Martín Castrogiovanni

III – Chabal

chabal1.jpg

¿Se cayó en la marmita de Panorámix? Hacer de la devastación un arte; rudo unido a innegable. Chocar contra un montacargas rebozado de hierba y fango es poesía…

“Se abre un agujero. Yo corro y marco. Eso es todo.”

Cuando se trataba de la guerra, los galos preferían tenerlo de su lado….

II – Centros (guerrilleros)

WhatsApp Image 2017-03-23 at 09.57.23.jpeg

Yannick Jauzion (FRA)

“La falta de talento ha disparado el consumo de caviar. Es un dato. La mediocridad se ha apoderado de las autovías en forma de todoterrenos opulentos conducidos por señoras en chándal con gafas de Dior. Hoy resulta más jodido plantar un árbol que escribir un libro. Por eso, cualquier atisbo de brillantez se anuncia a bombo y platillo como la aparición de un genio. El sucesor de Michael Jordan, el nuevo Nick Hornby, los herederos de los Stones… putos brotes verdes.”

Fermín de la Calle