Un poema de Casi una leyenda

crdguez.jpg

[Generación del 50. En ella, entre otros está  Claudio Rodríguez  (1934 – 1999) la infancia, los sentimientos, Castilla, el río Duero. La complejidad de las cosas sencillas y sus afectos. El título de la entrada sin segundas, con cada uno de sus connotaciones, apto para disfrutar.]

III
Ha amanecido. Y cada esquina canta,
tiembla recién llovida. Están muy altos
el cemento y el cielo.
me está llamando el aire con rutina,
sin uso.
El violeta nuevo de las nubes
vacila, se acobarda. Y muy abiertas
vuelan las golondrinas y la ciudad sin quicios
el bronce en flor de las campanas. ¿Dónde,
dónde mis pasos?
Tú no andes más. Di adiós.
Tú deja que esta calle
siga hablando por tí, aunque nunca vuelvas.

Poema perteneciente a la antología Casi una leyenda (Tusquets, 1991) y extraído, en consecuencia, de su Poesía Completa 1953 – 1991 (Austral – Tusquets, edición de 2015)