Pobres y avergonzados

img_jfita_20170322-095732_imagenes_lv_otras_fuentes_whatsapp_image_2017-03-21_at_202340-kF6D--656x394@LaVanguardia-Web

“Después de caminar durante medio día, llegaron a una ciudad llamada Atrapa-tontos. Nada más entrar en la ciudad, Pinocho vio todas las calles llenas de perros pelones, que bostezaban de hambre; de ovejas esquiladas, que temblaban de frío; de gallinas sin cresta y sin barbas que pedían un grano de maíz de limosna; de grandes mariposas que no podían volar, porque habían vendido sus bellísimas alas de colores; y de pavos reales sin cola, que se avergonzaban de dejarse ver; y de faisanes, que caminaban a pasos cortitos, lamentando sus centelleantes plumas de oro y plata, perdidas ya para siempre.

En medio de esa multitud de pordioseros y de pobres avergonzados, pasaban de cuando en cuando algunas carrozas señoriales ocupadas o por una Zorra, o por una Urraca ladrona, o un pajarraco de rapiña.”

Le aventure di Pinocchio, 
storia di un burratino

Carlo Collodi