Osaka (un poema de Aníbal Núñez)

osaka

[hay una paradoja en la bienvenida y quizá sea aquel surco de confianza fraguado por la primera impresión…]

Osaka
Nos condujo en seguido a un aposento
contiguo a los jardines. Una mesa
y, en ella, los pinceles, tinta,
papel poroso y seda…
Somos introducidos por dos pajes…

Llega a rozar la estera con su frente…

Osaka en gris y rosa…
y por todo vestido una flor de cerezo.

[De Estampas de Ultramar, escrito en 1974 y publicado en 1986 por Pre-Textos. Recuperado en la Poesía reunida (1967 – 1987) editada por Calambur en 2015.]

No son los mejores poemarios… (ed. 2017)

[Título completo: No son los mejores poemarios para muchos, pero sí lo son para unos pocos o eso quiero suponer (ed. 2017)]

GT-webÉpoca de balances; de cómputo de beneficios. De recuento de libros, poemarios en fin, leídos. Los mejores libros de poesía del año. ¿Para quién? cada bitácora ofrece una visión personal, subjetiva a partir de la pluralidad del gusto, las preferencias, las filias y las fobias. Sin querer entrar en una catarata de argumentos en cada uno e los libros que aparecerán seguidamente, sin orden de preferencia o valoración, sino por gusto comienzo avisando que he dejado en la biblioteca más libros de los que tendría que hablar también. Tiempo al tiempo ojalá. Pero sería bueno iniciar con una mujer como Daiana Henderson y un poemario escanciado por etapas necesarias a partir del perfil de yo, Humedal (Liliputienses, 2014) o la mutación de un proyecto de la poética del movimiento como puede ser Libro de la Danza (Kriller 71 ediciones, 2016) del portugués o angoleño, no sé, Gonçalo M. Tavares. Y continúo con una dosis arcillosa, de mis Sigue leyendo

Piezas sobre Aníbal Núñez

37822_1

Aníbal Núñez

“Igual sucede a nubes y babdadas; análoga
suerte le corresponde a los atardeceres”

Aún hubo tiempo de más: como si estuviera programado, a una parada de metro caminada, acudimos a una librería muy transitada y famosa por sus ediciones de poesía en Moncloa. Luego allí constaté que las dúvidas, como las saudades, se han arraigado fuertemente en mis entrañas expurgando lejos de ellas cualquier aroma a indiferencia. Dudas que en éste caso tenían que ver entre descubrir, libro físico en mano, a Juan Carlos Mestre (1957 – act) o a Aníbal Núñez (1944 – 1987), siendo éste el elegido. Sigue leyendo