Una glosa de seda

pacolayn

XII

“La continuidad es una constante en la poesía de Cerviño. De la necesidad de exégesis y escolio se deduce que el texto necesita, al igual que en los clásicos, una amplificatio, en evidencia de la escritura nunca definitiva. Voces en off, contrabando del nombrar, insurrección del significado, apostasía del verbo. Se pregunta “¿sigue creciendo el poema en el bolsillo del difunto? / ¿de qué manera preexistía este texto en el diccionario?”. Son conocidas sus notas a pie de poema. Pero tendríamos que ir más lejos, más allá del ejido. Lo que hay detrás del telón, de la página, del tapiz, lo que continúa se resiste a abandonar la enunciación, “decires imprevistos”, son sus palabras.”

[Cuando Ángel Cerviño presentó su último libro en Madrid (clic aquí) Francisco Layna preparó doce glosas para caramelizar el asunto. Adjunto aquí, rescatada del blog del segundo, la última de ellas]

De fines y semanas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entre huelgas, luchas políticas, jornadas laborales y demás inquietudes sociales -cualquier cosa tiene una raíz social, solo hace falta que sumerjamos un poco la cabeza en la trastienda de la bolsa de patatas fritas que compramos o en el lomo de bacalao salado que encargamos en el mercado [por ejemplo]- hubo tiempo para la poesía. El viernes llegué a Madrid con una semana de retraso, consecuencia de una gripe que me machacó durante una semana entera: nada de actos sociales, resumamos. Después de llegar a Madrid/Atocha de forma rápida (bendito serías, AVE, si no fuera por tus precios prohibitivos para las falsas clases medias del estado) nos dirigimos a la LIbrería Iberoamericana, donde se presentaba el último libro de Ángel Cerviño: La explotación industrial del gusano de seda (RIL editores, 2019). Junto a él estaban Francisco Layna -presentando- y público selecto. Agradable sorpresa ver allí a otros conocidos como Máximo Higuera (editor de Trifaldi y Ay del seis) o a Berta García Faet entre el público. Y claro; con Cerviño presentando, Layna abriendo el apetito y una agradable presentación/conversación sobre ciclos que se cierran, sueños de la morgue y rodeos, llegamos ala conclusión -una vez más y van unas pocas- sobre lo acertadas de nuestras decisiones. Continuar leyendo “De fines y semanas”

Detector de presencias (un poema de Ángel Cerviño)

VF3C6F2_22925

Detector de presencias
sueño que amo a una mujer / estamos en peligro al borde de un acantilado / el temporal arrecia y el viento casi nos derriba / ella grita mi nombre / mi verdadero nombre / el que merezco en sueños / el vendaval se lo lleva y no consigo retenerlo / era algo así como Caso Cerrado / o Acordarme De Sonreír / o Llegas Tarde Otra Vez / no sé / pero sé que no amaré si no me consigo un nombre / me gusta Sólo Huésped / o Cuestión De Método / o Letanía Gris /

[el poema forma parte del libro El ave fénix solo caga canela (DVD ediciones, 2009) ganador del XV Premio de Poesía Ciudad de Mérida -en tiempos-, del poeta gallego Ángel Cerviño (Lugo 1956 -act)]