Habitando ‘En el vuelo de la memoria’

1128405_1

Ayer llegó a mi buzón -y por ende, a mis manos- En el vuelo de la memoria – Antología para Ángel Campos Pámpano (ERE, 2018), una antología preciosa firmada repleta de poemas en memoria del amigo, profesor, poeta, traductor, editor, agitador cultural… sanvicenteño. Aquí el poema con el que he participado en la compilación, con los versos de Ángel en cursiva: todos los poemas del libro tienen algún verso de Ángel. Un algo lo tienen todos.

Domingo nas docas
remendamos cada palangre escamado
que precariamente sustenta nuestro jornal

hay algo de paz en el estuario,
en la sal creciendo sobre la espuma,
pese a que es tarde y en el dique seco
los niños recrean estampas de ultramar

tú tenías razón
no nos faltaba nada

la marea no cederá ante nuestro avance
ante el agudo vacío e las redes.

Grazas / Obrigado / Gracias a Suso Díaz, quien me propuso participar en el homenaje junto a tantos queridos y ha conseguido componer un libro precioso.

Novedades Pampanescas

Dos novedades de la Editora Regional de Extremadura que dió a conocer su director, Fran Amaya, ayer de noche; ambas relacionadas directamente con Ángel Campos Pámpano.

La primera, la edición bilingüe en castellano y portugués que ha realizado el raiano Luis Leal del poemario La semilla en la nieve. Para muchos, un libro en busca y captura en su primera edición, agotadísima, publicada hace quince años por Pre-Textos. Un libro conmovedor, una elegía en torno a la figura de la madre del poeta sanvicenteño.

La segunda, creo que algo más conocida entre algunos porque abundan en ella los cómplices, es la publicación de la antología En el vuelo de la memoria, coordinada por el poeta Suso Díaz, donde se rinde homenaje, una década después de su fallecimiento, al que fuera y es todavía el mejor agitador cultural que ha tenido siempre Extremadura. Junto al ramillete de amigos, conocidos, poetas y compañeros… tengo el honor de aparecer con un poema.

Id reservando en vuestra librería de cabecera ambos ejemplares. Os aviso: va a ser de lo mejor que leáis durante el año.

[en la cabecera de la entrada, las portadas definitivas de ambos libros]

Un recuerdo con versos de Cinatti

40735_1Es complicado que muchas personas en diferentes lugares se acuerden de una misma persona, pero por suerte hoy será así. Por suerte, como casi siempre. Hoy el café sabe más amargo aunque lo acompañe una clase de literatura o un verso de Rui Cinatti: “Va pasando, va rompiendo, va huyendo…”. Cinatti tiene la clave ante la jodida sombra de ausencias que empaña todo en lo que piense, en lo que diga hoy, domingo de rastro, otoño e invierno. Hará sol, pero estos días como hace diez años hace frío de un tiempo de perros, sin niebla.

Continúo con Rui. “Tu felicidad fue como una sonrisa abierta en una mañana soleada”, aunque yo no conocí su felicidad puedo imaginarme quién la proporcionaba: deseo no estar equivocado pero hoy hay un llanto de ausencias en silencio recordándote agudamente y con la parca profundidad de los lamentos de aquellos que te conocieron y los que no: afortunados los que vivieron tres meses o una vida y los que saben y sabrán de ti de alguna forma.

Cinatti también decía “vino el sueño a posar, en tus rodillas, // la sombra de tu duro destino, // de tu desnudez pesada y triste”. Qué rápido te tocó soñar, Ángel. Y ahora, con el plural de lustro andando seguimos desolados con tu ausencia.

Refugio y misterio: poesía

przres

[nueva etapa, nuevo diseño -a ver lo que dura- y nuevos proyectos. No he encontrado mejor inicio para la nueva época que no sean las dos prosas que adjunto a continuación de Ángel Campos Pámpano. Refugio y misterio, poesía. Bienvenidos.]

Concededme siquiera este refugio, este lugar al sol donde escribir sin culpa, libremente, donde cada palabra sea un acto de amor que se hace piedra, flor del sueño, sed de nubes. Siquiera este refugio, esta orilla secreta, donde todo es más fácil.

(de Siquiera este refugio)

 – – – – –

                                                                        El misterio
Es indecible este mundo sumido en el misterio. La emoción o el abismo del que escribe no encuentra palabras capaces de contar fielmente la aventura que se teje en el hondo espesor de la hojarasca. Festiva variedad de la materia en su pujanza. Es otra forma de pureza la de este verde que va creciendo en tus ojos y te devora, la de este olor a resina adherido a tus dedos, la del aroma intenso del espliego, la de la hierba menuda a cada paso, la de la jara abierta…

(de Jola)

 

No entendemos* tu ausencia

lisboa

“tú tenías razón
no nos faltaba nada”

Todavía lo recuerdo. Énfasis en todavía porque mi memoria empieza a despeñarse y atiende como selectiva en exclusiva. Hacía un frío blanco, lechoso, mutando a costra en mis hueso. Quizá palabrear no podré con su ausencia (sustituyo el podré en el título con un entender porque ya poco entendemos de nada) se hace grande y algo exagerado: es reprochable según incluso quién lo mencione -un servidor, por ejemplo. Llevadme a los leones-. Pero hasta que no encontremos un verso que describa mejor tu ausencia nos tendremos que conformar, qué burda mentira, con ese verso Ahora somos un poquito más lectores, menos soberbios y algo escépticos aunque muestren publicaciones sesgadas y las estadísticas lo contrario. Me joden las partidas prematuras.

En Lisboa constaté que todas las tormentas siempre vienen del océano.

Coletilla: Una voz necesaria, en descarga y libre lectura en la web de AEEX (clic aquí)

Recuerdos, premios.

“Escribir es recuperar su ausencia:
esta sabia costumbre de los ríos
de morir en el agua o en el aire.”

La voz seca 15073331_1681167758799442_7189762120070172721_ne indignada entre quince pares de miradas germánicas confundidas. Una de irresponsable, tres de valiente y mucho calor, demasiado calor. Y entonces el vacío en el seco y candente auditorio. Un trago de agua Los Riscos, quizá dos; la verdad es que el recital, lectura u homenaje se hizo largo para todos. Pero había orgullo en antiguos compañeros, políticos, amigos, familiares… en Rosalía emocionada y con la voz entrecortada. Y en la cara de satisfacción de Rafi por el trabajo bien hecho ante superiores y diputados: todo hay que decirlo.

Críticas y cuchicheos; las personas no dejamos nunca descansar en paz a los difuntos. Mordíame la lengua y la aliviaba con agua tibia -del calor-. Y claro, entre cabreo y gilipollez que uno escuchaba y maldecía en silencio llegóme el turno pero no me acuerdo de más que de los sudores, la camisa oscura que llevaba puesta, los nervios y la mirada cariñosa de Rosalía al acabar. Y todo aquello que concierne a la responsabilidad de un recuerdo prefiero guardarmelo para mi, en la intimidad de la nostalgia.

Hoy viernes cinco de mayo, a las 20:00 horas se entregará el Premio Hispano Portugués de poesía joven Ángel Campos Pámpano (fallo del jurado)en la Casa de Cultura de San Vicente de Alcántara (Cáceres). Aquí el recuerdo que alumnos y profesores del IES Zurbarán le dedicamos la primavera del 2009.