Notas sobre ‘Insumisas. Poesía crítica contemporánea de mujeres’

so-227c[no son ni las seis de la mañana cuando empiezo estas notas que no sé cuando verán la luz. Mientras apuraba los últimos instantes antes de entrar en el AVE pensaba en los bocadillos previos a cada entrada, en que más adelante se merecerán un espacio de protagonismo en forma de papel. Son la naturaleza del día que provoca aquello que escribo, lo que leeréis a continuación. Pero ahora, viajo]

Una de las únicas verdades absolutas y en un alto porcentaje irrefutables, ha sido el papel de la mujer en la poesía. Si ampliamos el campo, en la vida diaria del estado. Si nos centramos en un punto de vista lírico, siempre han quedado solapadas por personalidades masculinas. Si bien es completamente cierto que la poesía, para lo bueno y lo malo, está viviendo un boom (un auge, para los puristas), gran carga de tal repunte depende de ellas. Durante los últimos tiempos han surgido lecturas, editoriales, festivales… donde se ha brindado una justa oportunidad. Los espacios necesarios y 15392861520808seguros para hacer pública la creación. Posiblemente Insumisas. Poesía crítica contemporánea de mujeres (Baile del Sol, 2019), coordinada por Alberto García-Teresa sea uno de aquellos espacios necesarios que comento. Es una antología con buen empaque que toca todos los palos: no hay ninguna voz prescindible… aunque luego, siempre tras la lectura o a partir del registro previo que tenga el lector, quien saque y considere qué poetas son necesarias (Laura Casielles, Sofía Castañón, Esther Muntañola, Miriam Reyesintocables) y qué descubrimientos aparecen en la lectura. No me muero de vergüenza si menciono aquí a Isla Correyero. Filias personales: me hubiera encantado encontrar aquí a Elena Román y a Chus Pato; especialmente la segunda, una de las voces más fuertes de la poesía gallega que han existido nunca.

Recuerdo que no es una antología al uso, sino una crítica al desconocimiento, al mutismo -institucional, editorial…- que durante mucho tiempo han sufrido nuestras compañeras. Es lícito que tengan sus espacios y sus mecanismos de difusión fuera de cuotas.