Pellizcos de la Feria del Libro de Madrid

[vi a Landero firmando. Me quedé un rato mirándole mientras Lydia y Leonor tentaban de ponerse en la fila. Ver a Landero fue recordar algunas de las clases de literatura que tuve en el instituto. Las más bonitas. Y por ello, juntado además por la proximidad de la caseta de Hiperión, me aparté un poquito de las dos chicas. Emociones…]

Aunque el año pasado ya estuve de pasada -apenas una hora, deprisa y corriendo, después del Poetas- ayer pasé mi primer día en la Feria del Libro de Madrid. Después de más de siete horas por allí, viendo cada una de las casi cuatrocientas casetas que estaban instaladas en el Retiro -unas más que otras-, me doy cuenta que necesito visitarla de nuevo… el año que viene.

Fue una delicia pasar el día con Chema Cumbreño (cargado de regalos: Ladakh, de Francisco Alatorres Vieyra, Warnes de Gabi Luzzi y Taskent soledad ultra, de Diego Quintero. Todos ellos, recién llegados a San Borondón) y con Lydia Contreras.(obsequiándome con Modos de (no) entrar en casa (Walrus, 2015) de Alicia Kopf y Comimos y bebimos (Libros del Asteroide, 2018) de Ignacio Peyró) De Leonor no puedo decir nada porque la entrada sería un monográfico… y saldrá durante la semana, espero. Chema y Leonor se han convertido en dos personas importantísimas para mí. Mientras que Leonor es mi confidente, amor, pareja… y una crítica más o menos severa a mis textos; con Chema no solamente he forjado una amistad envidiable (creo que sí), sino que también he aprendido de poesía, de edición: de saber y estar también. Ambos son dos pilares fundamentales en mi estructura. Sigue leyendo

Mercadilleo sabatino

Hacía más de un año que no veíamos a Pipe y en uno de los calentones que nos entran, decidimos ir a verle. Hemos tenido un sábado loco -ahora, reposo y mañana, con calma, iremos a la Feria del Libro de Madrid-. Durante unas horas y a ritmo latino nos hemos puesto al día todo lo que hemos podido: la imprenta estaba llena y el Abuelo Canillas Blancas estaba muy solicitado. También, hemos aprovechado para conseguir algunos libros: los cuidados trabajos de Ediciones del 4 de Agosto (en el botín, nos trajimos ejemplares de Agustín Calvo Galán, Jesús Gé, Martín López-Vega, Isabel García Mellado, Pablo García Casado y Kutxi Romero) alguno de lf Ediciones (Gonzalo Santonja). También, para Leo, libros en portugués… y para servidor, otro de Fermín HerreroAlrededores (Diputación de Valladolid, 2019). Herrero, por cierto, en boca de muchas y muchos últimamente…

Antes de las dos, despedida con fotos y buenos deseos para la tarde: Mario iba con el abuelo a la base de los bomberos de Béjar. ¿Habrá subido al camión de bomberos? Nosotros suficiente teníamos con aguantar el monólogo político de una concejala rural de vuelta a Madrid.

Nota: leyes mercadilleras, costó encontrar mujeres que me interesaran, en los libros del mercadillo. También, cargado voy con un par de recados para el noreste el lunes por la mañana.

Buzón del 6/VI (Carmen Canet)

6ef430fc-15a1-4bb1-90df-f77d243cdd83

Alegría para el buzón: ayer recibí un sobre de la generosa y atenta Carmen Canet con dos libros de aforismos: Malabarismos (Valparaíso, 2016) y La brisa y la lava. Aforismos sobre el aforismo (Libros al Albur, 2018). Complementarán sin duda a las luciérnagas y a los aforismos a cuatro manos que han aparecido por aquí (clic aquí para leer más). 

Muchas gracias Carmen por el envío. Ando preparando ya un spbre  de vuelta para enviar a Granada…

 

Fin de ciclo (y cuatro aforismos de Juan Manuel Uría)

jur

[el tercer trimestre siempre ha sido el más artístico: para todos. Los chavales de primero andan revolucionados y la poesía es una manera de relajarse. A lo largo de las últimas semanas han releído libros de adulto: aforismos y poesía. A las dos de la tarde, mientras uno hace la digestión y vence al sueño o a a la tentación de la pelota, uno debe acertar siempre sobre los libros que tiene a mano…]

Tarea del poeta en cada nueva generación: buscar el mejor nombre de las cosas. Reescribir la realidad. Recrear el mundo.
***

La aventura de ser. Escribirlo con la pasión de un niño que sale al recreo.
***

El mundo existe en el lenguaje.
***

Con el día olvidamos las palabras de los sueños de la noche, teatro mágico y sin tiempo.
***

[aforismos extraídos de La ciencia de lo inútil (TREA, 2018), de Juan Manuel Uría; poeta, aforista, librero…]

Relación de autores trabajados: Montserrat Abelló, Carmen Canet, Anne Carson, Sophia de Mello Breyner, Elías Moro, Fernando Pessoa, Miriam Reyes, Juan Manuel Uría.

‘Insomne’ y ‘Peaje’ (dos poemas de Ernesto Frattarola)

12247000_10208152497555906_4927232877340849789_n

[convertido en un animal de rutinas que no sabe sentir, busco un refugio entre los espacios del descanso. Despertarse de madrugada, hacer pis. Beber agua. Intentar dormir (porque son las seis menos diez). Despertarme con un costado del labio húmedo y las manos dormidas de abrazar la soledad de un cojín…]

Insomne
Prefieres no dormir.

(La noche azul oscuro,
la cama del faquir,
las horas como dedos amputados)

Lo que en verdad te aterra es despertar. Sigue leyendo

Marina Casado en Liberoamérica

cropped-logo-liberoamerica-a-curvas[ayer por la noche, tras enviarme las repuestas e intercambiar un par de mensajes, ella me comentó que había utilizado el cuchillito fino. No la he contestado, pero en realidad creo que utilizó el untador de margarina. Me gusta ser justo, así que tengo que decir las cosas como son: Marina Casado (Madrid, 1989) al inicio me despertaba recelos, incluso tuvimos algún encontronazo febril: siempre tengo algún zarpazo bien guardado. Debo reconocer que, cuando traté con ella en persona -lo poco que he podido, mala suerte la mía- he encontrado una mujer sensible y cercana pero también una persona con una base teórica literaria/lingüística bastante importante y unos poemas que, muchos sin atraerme locamente, considero que contienen bastante energía y sobretodo: personalidad. Fuera de lobbys, camarillas y masajes desarrolla una obra comprometida con lo que cree, equilibrando la vida de sus poemas con un imágenes potentes y un lenguaje rico, dominado. No podía ser de otra manera…]

[podéis leer Café Viena – Destellos actuales de Marina Casado haciendo clic aquí.

Por aprender del aire

805252_1

Hace ya unos años -vivía yo en Badajoz todavía- Pablo Guerrero tuvo la fabulosa idea de recopilar en un disco quince poemas de otros quince poetas extremeños actuales que él mismo cantaba, en un trabajo titulado Luz de tierra. Recuerdo que, cuando fue su lectura en el Aula Díez Canedo, aproveché y además de un poemario suyo y el cuadernito preparado para tal ocasión, llevé el cedé. Sí: el bueno de Pablo tuvo trabajo en la sesión de firmas…

El disco está a buen recaudo en una cajita. No tengo minicadena a mano, pero gracias a las redes sociales puedo disfrutar en la oficina, como por ejemplo he hecho esta tarde mientras iba rellenando papeles.

Y sí, el tema que interpreta Pablo Guerrero es un poema de ACP. Y no, quien acompaña al cantautor no es mi tía Marina Rossell. No somos familia. Pero posiblemente, el poema del profesor sea lo único que nos ha conectado nunca, además del apellido correctamente escrito. Clicando aquí, podréis escuchar el poema musicado.