Gulbenkian

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

[debería hacerme mejor, cuando en realidad me convierte en único. Todo bueno bajo el sol…]

Setecientos y algo -ay, los números, los autobuses que empiezan por siete: siete colinas, pues-. Avenida de Ceuta, Timor, Acueducto y la degradación antes de llegar a Praça de Espanha. Novobanco –“quer casa nova? podemos ajudar na mudança”– y su decoración de interiores. Dinero, odio el dinero: el dolor necesario. Gulbenkian por fin. Patitos siguiendo a su madre. Café y dos colecciones. Hay una mirada que no se desprende de cada cuadro, de cada escultura. Escudriña, ella, los colores como hace cuando la enseño un poema. Joyas familiares, también. Una foto robada a la mejor espalda de la península: no acepto réplicas. Y ella en la Gulbenkian. Debería desearlo todo pero con su espalda me conformaría en el peor de los casos. Entretanto, la colección y una vuelta al mundo de algunas culturas, no todas: el dinero es necesario pero por suerte y desgracia se equilibra las consecuencias que provoca.

69220265_10219222207922583_7986124321179303936_n
a palos de ciego camino, por fin.

Purple, de John Akomfrah (expo)

Para entender los cambios hay que viajar. La máxima, aunque pueda parecer gastada está más presente que nunca. Tenemos a Purple, de John Akomfrah  como otro ejemplo más: pero no uno cualquiera. Akomfrah presenta una video-instalación donde, sin más guión que la música y el paisaje -el paisaje, también habla- reflexiona sobre el aumento del nivel del mar, los cambios meteorológicos y el cambio climático intercalando imágenes de archivo con secuencias filmadas por el británico en las expediciones organizadas por TBA1-Academy, institución que vela por la conservación del océano a partir de creaciones interdisciplinares.

Nota: En España la exposición estuvo expuesta en el Thyssen en febrero y marzo de 2018. En el Museo e Coleção Berardo de Lisboa estará expuesta hasta el 10 de marzo de 2019. Continuar leyendo “Purple, de John Akomfrah (expo)”

Clics de Artur Pastor

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

[las fotografías compartidas en la presentación fueron tomadas en Nazaré, entre Lisboa y Oporto, en 1958]

Descubro de carambola al fotógrafo Artur Pastor (1922 – 1999), casi raiano. Durante la tarde de San Esteban (Nota: el 26 de diciembre es festivo en Catalunya y damos buena cuenta de canelones con bechamel, como marca la tradición) investigo y leo sobre él; observando algunas fotografías. Recogió en su archivo personal -recuperado por las instituciones tras su fallecimiento-. Con su cámara de fotos retrató todo un país, Madeira y Azores incluidas, en blanco y negro y a color, en fotografía y en filmina…

Yo, que cronológicamente soy un puñetero millenial, aliado de Instagram y los filtros… veo un pellizco de la obra del alentejano y únicamente puedo callar y replantearme qué papel tiene la fotografía en nuestro día a día, desde una óptica particular. El arte de realizar fotografías ha quedado reducida a la mínima expresión interpretable, sencilla y buenista. Es necesario descubrir y alentar a nuevos Pastor -y Salgado, claro, aunque resulte diferente su obra- decididos y con hambre curiosa. Porque la belleza no puede ser únicamente el alimento para las pupilas.

Postdata: gracias a Elías Moro y a Antón Castro por descubrirme un genio.

Mucho más que ‘dibujos’ del Gringo Lucho

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uno no conoce del todo al Gringo Lucho (o al abuelo Canillas Blancas: Luis Felipe Comendador) si no se adentra descaradamente en algunos de sus universos paralelos: la pintura y el humanismo pequeñito. Hoy dejo una breve muestra de sus dibujos -siempre que hemos coincidido me he llevado de vuelta uno para casa- quizá no tan conocidos como sus poemas. A primera vista quizá observéis un teórico desorden, una sensación de no entender nada de lo que hay. Me arriesgo a decir que cada vez que los observo encuentro en ellos un estado de ánimo y una crítica ácida, cargada de una montaña de puñetas que hundirían a cualquier resiliente, pero nunca al abuelo Canillas Blancas. Continuar leyendo “Mucho más que ‘dibujos’ del Gringo Lucho”

5D – A ponte encarnado

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Salazar creía que su nombre estaría siempre unido al del puente, pero no es así -o así parece, vaya-. Pocos saben que el 25 de Abril fue inaugurado con medio año de adelanto: hito que actualmente sería imposible de cumplir, ningún político se preciará de inaugurar una obra de tal magnitud ante de lo estipulado ¿Quién votaría si no a semejante majadero?

Imaginad iniciar el camino para descansar de cada noche que lo último que viérais antes de entrar en la cama fueran las luces del antiguo puente Salazar centelleando. O mejor aún: poder ver su tintineo desde la cama…

Así logro dormirme allí y no falla.

Los trabajos de Salgado

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Descubrí tarde a Sebastião Salgado, pero cuando quiero conmoverme o reflexionar en silencio sin nada aparente en la mente busco las imágenes de La sal de la tierra o de Génesis. Contemplo su trabajo durante el tiempo en que mis ideales y pensamientos se enfrentan y establecen en mí la duda sobre si debería ser más conservador. Ya sabéis a qué me refiero.

França

d080caa3-39c0-48fd-8a2c-30b7d952bb7c

[rematando el fin de semana. Estación de França. Agua, porque la garganta avisó: dos. Y dos, también, manos sobre un libro de tapas rojas que caía a plomo y no entretenía. De ahí el cambio, la evolución pese al agua y la sonrisa perezosa de quien despacha un domingo…]

“La suerte del libro de los prerrafaelitas ya está echada. Sólo una vez indulté un libro: Poeta en Nueva York, y fue por una cuestión sentimental. Me pareció como si quemar aquel libro fuera fusilar dos veces a García Lorca y lo salvé, a pesar de que el garcialorquismo nacional e internacional me resulta insoportable”.

El delantero centro fue asesinado al atardecer
Manuel Vázquez Montalbán