Exepectativas

hynop2cucby-clem-onojeghuo

“Intrigado por una cierta potencia que se siente llegar desde el otro lado de la puerta que alguien cerró para siempre hace años, escondiendo o destruyendo la llave, colocando en su trabajo materiales pesados e intransferibles, es así como el buen cantante renuncia a cantar, el buen atleta a correr, el buen filósofo  apoya las manos sobre la mesa, demostrando que ha renunciado formalmente a pensar.

Al otro lado de esa puerta que ningún vivo ha visto jamás abierta hay algo -y vivo- con forma, función y lenguaje inaccesibles que, sin embargo, también, hace mucho tiempo, hace muchos y muchos años, renunció.”

Enciclopedia
Gonçalo M. Tavares

Enciclopedia, de Gonçalo M. Tavares

descarga[vivo del presente, porque del pasado ya hablan otros demasiado…]

Tenía lecturas pendientes, pero lo bueno de la autogestión es que uno se fía más del instinto que no de los mandatos. Por ello, volví el lunes pasado de Lisboa leyendo Enciclopedia (Xórdica, 2018) de Gonçalo M. Tavares.

En el volumen, Tavares esboza aspiraciones, alguna que otra reflexión… sobre diversas áreas. Enciclopedia es la unión de notas científicas, literarias… que podrían ser entendidas como proyectos individuales, autónomos, pero de la misma familia. Él mismo notifica que estamos ante un proyecto en marcha, defendiendo la independencia de cada uno de sus secciones. Estamos pues, ante un libro-entrada que ofrece conocer el universo del escritor a partir de sus dudas, convicciones y arrebatos; un libro con una carga filosófica profunda donde se acumulan palabras y sus sorprendentes definiciones getresource

Tavares juega con el lenguaje. Admitamos que su escritura es valiente, y ‘Enciclopedia’ es un complemento directo para atacar alguna de sus obras – quizá Viaje a la India-. El volumen arroja una lectura personal, transparente incluso, similar a Diccionario de dudas (Calambur, 2008) de José María Cumbreño, donde el límite hacia lo real queda difuso y toma vida la palabra soledad durante la lectura. En el caso de Tavares, rechaza el sentido absoluto de las cosas y marea el lengua hasta entrar de lleno con la sorpresa en una catarata de palabras que conviven en el mundo original del angoleño.

Nota: en el volumen, se recogen cinco libros: Breves notas sobre ciencia, Breves notas sobre el miedo, Breves notas sobre las conexiones, Breves notas sobre música y Breves notas sobre literatura-Boom. Todos los textos, traducidos por el genial traductor Antonio Sáez Delgado.

3 de cacharros voladores

balloonbueno

[mañana a volar toca. Un pequeño entremés…]

El zepelín, aquel peligroso bailarín de las alturas con el que nadie osó bailar de nuevo…

El diente de león vuela bajo por el claro, imitando, estéril, la silueta de la estela del avión.

Volar en globo es una fantasía recurrente en aquellos conservadores de los sueños de infancia.

Tres de raíles

taquilla

[a quien competa: tengo claro que si alguna vez vuelven a picar para sacarme algún libro, uno estará dedicado de alguna manera a Lisboa…]

En la lluvia tímida del atardecer, una línea de hierro ara el Rossío en parcelas de adoquines.

Un tranvía febril anuncia en cada achaque aquella muerte que nunca sucede.

La taquillera, aquella confidente esporádica a quien desvelamos sin dudar el destino de nuestras huidas.

Cuatro Nagorismos modernos

nagorismos

[lo decía Fernando Pessoa. Y Pessoa pocas veces se equivocaba: lo mejor del mundo son los niños. Lo mejor del mundo puede ser Nagore]

Entrada dedicada a su madre, Judith Rico. También a Elías Moro, porque aquí aparece su nagorismo favorito.

**
“Las naranjas en el suelo son el gran sol de las hormiguitas”

**
“Las mamás no lloran, sólo lloran los niños: por eso yo no lloro”

**
“El paraguas es el escudo del cielo”

**
“A veces me siento como una bailarina encerrada en una tortuga”

[Nagore Rico florece a diario en la capital del Jerte y es dueña y creadora de sus nagorismos]

El otoño del aforismo: Juan Manuel Uría

intlEl otoño viene aforístico y el sábado amplié la veda para hacer hueco a un nuevo ejemplar del género. Ahora le toca, como si fuera una lista de la compra -qué lejos de la realidad- a Juan Manuel Uría y al ramillete aforístico titulado La ciencia de lo inútil (Trea, 2018).

Es tiempo de aforismos para el otoño, de lecturas para saborear los calvotes. Son aforismos que indagan, buscan y huyen del calor, adentrándose al frío cavernoso de las paredes de la poesía, allá donde la antropología roza también alguna orilla espiritista. Donde aparecen piedras -leed Harria (Gallo de Oro, 2016); entenderéis y disfrutaréis del todo- e incluso algún guiño sentimental, dulce, necesario. Los aforismos son la piel melosa donde emerge la duda sobre una certeza. Y Uría desmenuza unas cuantas de ellas y parece acertar de pleno. Si Elías Moro habló maravillas de Juan Manuel Uría y sus creaciones, será por algún motivo. Y el gran Elías sabe.

**
La poesía es el lirismo de un corazón que da forma al pensamiento; ciencia del pensar que comprende muy bien el sentido profundo del amor.

**
Siempre he pensado la poesía como algo lento; piedra en el interior de la que permanece y brota el tiempo (semilla mineral), que mueve imperceptiblemente el párpado íntimo, la minúscula forma en la que la materia se hace escultura. Siempre pensé, también, que la poesía es la paciencia del lenguaje de una tibia, de un húmero, de un cuerpo de hierro en el sueño de otro cuerpo de carne, la sangre divulgando los principios universales de un socialismo mágico.

**
La historia, esa prosa contrahecha, se detiene ante la poesía, avergonzándose.

**
Y tu compañera durmiendo a tu lado, más poderosa que el dios de la conciencia, que el café de los mineros, mientras escribes.

Postdata: con las ganas me quedé de obtener la compilación realizada por Carmen Camacho. Al tiempo.

La medida aforística de Teixeira de Pascoaes

9788417550059En Madrid hubo espacio para las compras y regalos. Por parte de Leonor, conseguí el Primer libro de crónicas y el Segundo libro de crónicas de António Lobo Antunes. El primero de ellos ha sido el libro que he regalado a amistades y conocidos durante todo el año, de ahí que no lo tuviera residente en mi anaquel de Mossèn Ritort. Por la mía, Viaje con Clara por Alemania de Fernando Aramburu y una antología de Robert Louis Stevenson, parte de una colección que poco a poco voy completando a Floquet(ch).

Añadí a mi botín particular La medida del universo; una selección de aforismos realizada por Mário Cesariny del poeta Teixeira de Pascoaes (1877 – 1952) traducidos por uno de los mejores traductores del portugués actuales, el lusoextremeño Antonio Sáez Delgado y publicados recientemente en la editorial Renacimiento. Teixeira de Pascoaes fue el poeta luso más relevante hasta la irrupción de Fernando Pessoa y su catarata de heterónimos, voces y sombras. El mismo Pessoa puso en valor la obra de de Pascoaes, agitador literario en la península a inicios del siglo pasado y candidato al Nobel al final de su vida. A continuación una muestra de unos aforismos profundamente reflexivos, a caballo entre el cambio vertiginoso de las artes y la nostalgia que late por un pasado todavía caliente. Sigue leyendo