O amor das coisas belas: libros y nombres

naom_5a7a064b0e5ec

[cuarta entrega de la traducción de O amor das coisas belas (Ou pelo menos as cosas que eu consiero belas) escrito por Jorge Reis-Sá e ilustrado por Nicolau sobre  la vida y obra de António Lobo Antunes]

António escribía a escondidas, como si fuese pecado. Y lo era: Ícaro nos enseñó que no debemos acercarnos demasiado al Sol. Y António deseaba tanto ser escritor que solo imaginaba el brillo de las palabras que irradiaría su obra.

La letra de António es tan pequeña, tan pequeña, tan pequeñita que parece que no existe. Ha sido así desde siempre. Después, cuando recibe el libro, la letra de António es tan grande, tan grande, tan grande… que parece que tampoco existe al estar tan hecha de curvas y quiebros. Como el corazón, ¿no?

El nombre de António es Memoria de elefante, En el culo del mundo, Conocimiento del infierno, Explicación de los pájaros, Fado Alejandrino, El regreso de las carabelas, Tratado sobre las pasiones del alma, El orden natural de las cosas, La muerte de carlos Gardel, Manual de Inquisidores, Esplendor de Portugal, No entres tan deprisa en esta noche oscura, ¿Qué haré cuando todo arde?,  Buenas tardes a las cosas de aquí abajo, Mi nombre es legión, El archipiélago del insomnio, ¿Qué caballos son aquellos que hacen sombra en el mar?, Sobre los ríos que van, No es medianoche quien quiere, Caminho como uma casa en chamas (*), Da naturaleza dos Deuses (*), Aquela que está sentada no escuro à minha espera(*). Son los nombres de su obra. La obra de António tiene largos y sinceros versos. Sigue leyendo

Mentiras de altura

1511453658_archive_6_201604057OroE4

Viajé a Badajoz desde Barcelona el pasado jueves en un avión que iba hasta los topes -sucede siempre que hay una cadena de días festivos, el resto de jornadas siempre vuela medio vacío-. Después de dos horas de retraso, aguantando las quejas airadas y sinsentido de un grupo de señoritos camperos extremeños, me senté en mi asiento 3G, ventanilla. En las dos primeras filas viajaban un par de matrimonios mayores. La encargada de repartir la bebida de cortesía preguntó de dónde venían, poniéndose eufórica al saber que se dirigían a La Siberia extremeña como lugar donde iban a pasar el fin de semana, aderezando la explicación de los matrimonios con exclamaciones de alegría, diciendo dudosas verdades sobre la zona. Cuando llegó a mi lugar con su trolley quise saber si había pisado alguna vez la comarca en cuestión, respondiéndome que ninguna. Me inquirió, algo punzante por mi salida, y porque estaba aburrida de retrasos y escalas, si también iba de vacaciones por Extremadura o bien viajaba por motivos de trabajo. Me quité las gafas, froté mis ojos y le dije que mataba a personas a cuenta de terceros; dicho lo cual se puso muy contenta y manifestó que era un trabajo muy bonito y desagradecido. Me preparó el combinado que había pedido en carta y prosiguió con su rutina alegremente.

Cuando iba a bajar del avión ella estaba en la puerta: me aguantó la mirada como nadie antes había hecho. Aquel embarazoso momento en que descubren tu coartada.

Tres de raíles

taquilla

[a quien competa: tengo claro que si alguna vez vuelven a picar para sacarme algún libro, uno estará dedicado de alguna manera a Lisboa…]

En la lluvia tímida del atardecer, una línea de hierro ara el Rossío en parcelas de adoquines.

Un tranvía febril anuncia en cada achaque aquella muerte que nunca sucede.

La taquillera, aquella confidente esporádica a quien desvelamos sin dudar el destino de nuestras huidas.

Los ganadores

46186463Primero pusieron a caldo a todos aquellos que tienen un sueldo público: funcionarios. Luego encañonaron al pueblo con sus por qués y rebozaron sus intervenciones como nueva política cuando en realidad vocean un revival de los años más oscuros del siglo XX.

Los ganadores han hecho de la inmigración y de la clase política tradicional -hay que fijarse con lupa para ver de dónde vienen estos cagamandurrias- su mantra, aliñado con ideas presuntamente absurdas que llegan a ser efectivas en las distancias cortas.

Los ganadores son aquellos que ningunean a la mujer, no entienden la diversidad y niegan el carácter multicultural del estado. Es un partido que plasma su idea uniforme de pensamiento como algo rico en contraposición de cualquier idea progresista. Han ganado y goleado los de la manada, del a por ellos. Toda la prensa los ha blanqueado -repito: toda- en reportajes, entrevistas y noticias; nos hemos mofado y al final resulta que la coña se ha vuelto realidad: nos ha salido muy cara la broma.

Comentaba ayer José Luís Trullo “No entiendo como puede tolerarse la mera existencia de la derecha. Habría que prohibirla”.

Hay dos motores electorales en España: Andalucía y Catalunya. La derecha puede prescindir de ambos para ganar unas elecciones en clave nacional. Los partidos progresistas pueden prescindir ya de Catalunya, rendida al voto cavernario de tonalidad naranja y a los partidos independentistas, pero no de Andalucía: granero de votos de la izquierda.

Ayer el estado español ha tirado por la borda su razón de ser. Y no esperemos milagros: los cimientos del mismo son más frágiles de lo que creemos. Son los que son.

[recupero de un perfil del sindicato CGT la ilustración de Max Aub, necesaria de recordar para hoy]

La peluquera

peluqueria-vintage-1014x487

“(…) Y él llegó, ni me saludó: fue a la cocina, cogió una cuchara de madera y se puso a analizar el puré de patatas. Parece mentira pero lo que desencadenó su muerte fue la consistencia del puré de patatas. Dijo que estaba líquido y que yo lo había hecho a propósito porque sabía que le gustaba el puré bien sólido. Avanzó hacia mí con la cuchara de madera en la mano, me acuerdo que lo vi entrar en el salón, a cámara lenta, con los ojos llameando de odio. Me acuerdo que sentí correr furiosamente toda la sangre de mi cuerpo hacia mi cerebro, y un valor extraño, una voluntad de acción imperiosa empezó a apoderarse de mí. Me acuerdo que miré la tijera con que estaba cortando las puntas de los lazos de los regalos de Navidad y de verla brillar en la oscuridad. Sí, de repente se puso todo oscuro y únicamente esa tijera, una tijera de lo más corriente, como esta que uso para cortar el pelo, centelleaba en medio de la oscuridad. Me dijeron más tarde que se la clavé en el cuerpo veintinueve veces. Eso, además, agravó mi condena; parece que si se la hubiera clavado una o dos veces en el corazón, eso querría decir que yo no era una persona mala, habría sido una cosa repentina, inexplicable, que le puede suceder a cualquiera. Así, parece que fue un acto premeditado, una cosa intencionadamente cruel. No me acuerdo de haber contado los golpes. Es más, no me acuerdo de nada. Pero me pareció gracioso cuando el policía los contó y me dijo que eran veintinueve: exactamente mi edad. Me pareció gracioso y sonreí, pero no fue por maldad. Y no: nunca he sido una persona de hacer las cosas con intención, por maldad. Ni mentí nunca ni intenté huir, nada de eso. Nunca he sido una persona airada, siempre me enseñaron que la ira no lleva a ninguna parte (…)”

Inês Pedrosa

[publicado en la revista Turia, num. 116. Traducción de Eloísa Álvarez]

‘Tu felicidad fue como una sonrisa abierta…’ (un poema de Rui Cinatti)

cinatti

[el frío de los trenes una y otra vez que viene como el Mediterráneo lamiendo la costa del Garraf y el óxido de los vagones. Leer a Rui y acercarme, obsoleto, a la renuncia forzada de los compromisos y también sobre la preocupación mucosa de la infancia]

Tu felicidad fue como una sonrisa abierta en una mañana soleada, 

brillando sobre la tierra en una alegría inmensa.
Y tus ojos demoraban el vuelo de las aves y se alegraban,
sorprendidos y meditativos como el mirar de los siglos
ante el límpido despertar del paisaje.
Sin embargo, bajando rápidamente por el brillo de tu alma,
vino el sueño a posar, en tus rodillas,
la sombra de tu duro destino,
de tu desnudez pesada y triste.

[Poema de Ruy Cinatti (1915 – 1981) traducido por Miguel Ángel Manzanas y extraído de Anoitecendo, a vida recomeça (1942)]

Crecimiento de la base

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dice Leonor que las miniaturas han hecho más kilómetros que cualquier avión que haya despegado y aterrizado en Badajoz. Que también, hay más puertas de embarque -ficticias, claro- en mi estantería que en el aeródromo extremeño. Como cualquier ampliación de flota, el crecimiento tiene que ser sostenible… manteniendo las condiciones para que no se vaya de las manos: las aerolíneas que acepto son aquellas que vuelan a Lisboa o Barcelona, o bien ser modelos turbohélices. O ser de la TAP, vaya…

368-cover-flylogoATR 72-500 de Flybe
La única excepción de la colección. Si bien es un turbohélice (los ATR quizá sean los aviones más bonitos que existen actualmente) no vuela ni a Lisboa ni a Barcelona, pero la librea morada que lleva, con el tic republicano, me encanta. Flybe es una aerolínea regional británica que opera vuelos de corto radio en Reino Unido y Escocia principalmente. El modelo de la imagen está basado en Southampton y en Jersey (Inglaterra), realizando vuelos regulares a las igual de británicas ciudades de Guernesey, Lasham y Bristol.

finnair,0Airbus A330 – 300 de Finnair
Llegan los vuelos transcontinentales con el primer bicharraco. En la realidad, el A330-300 tiene una capacidad de hasta cuatrocientos cuarenta pasajeros. Finnair tiene ocho ejemplares de este modelo y, como curiosidad, suelen tener algún detalle en la librea, a veces simplemente es algún guiño hacia la zona hacia la que vuelan. Quizá, por eso las flores de junco al tratarse de un avión que vuela hacia Bangkok (Tailandia), Nagoya (Japón), Guangzhou y Pekín (China), Delhi (India) pero también Chicago (Estados Unidos)

Norwegian_Air_ShuttleBoeing 737-800 de Norwegian
¡Llegan los Vikingos! Una de las cosas que hace únicos a la aerolínea noruega es su ala de cola, dedicada a personajes relevantes de la cultura nórdica (en el modelo de la foto, está dedicado a Eryk Bye, un conocido periodista noruego ya fallecido) aunque recientemente han dedicado una de ellas a la poeta española Gloria Fuertes-. Este modelo en particular, vuela principalmente desde Oslo y Bergen (Noruega) hacia Lisboa, Londres, Berlin, Cracovia (Polonia), Alicante y Málaga (España) o Dublín.

[Spoiler alert: en la próxima entrega, imagen de la réplica a escala del avión que vuela a Barcelona y Madrid… desde Badajoz.]