Passarinho

EObzODOX4AI8OiH

[Paji, Pacûs…] También de negro, como su primo, no suele hacer ascos a ninguna compañía, aunque como buen sibarita tiene sus preferencias en el sexo femenino. Siempre que nos cruzamos tiende a tensar la situación bien huyendo de mis pasos cual centella, bien mirándome con aquella fingida indiferencia de quien comparte espacio con un desconocido y tiene que comportarse de buenas maneras. Ha crecido desde la ternura y eso provoca que tenga más vidas que las siete iniciales: a ciencia cierta nadie sabe cuántas vidas tienen por gastar ni cuántas han conseguido a lo largo de su vida. Vive entre saltos y brinquedos, con una dieta frugal y carente de despropósitos alimenticios que destruyan su potencial inmunológico -todo un prodigio de biología veterinaria-.

No suele bufar ni enseñar sus colmillos, cuando no es para despedazar alguna marioneta con plumas. Insisto: me tolera, nos hacemos familiares recurrentes dentro de la indiferencia fingida de quien se siente cómodo en su espacio vital pese a las circunstancias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s