Independencia viciada

Escoleta-Happy-Kids-Palma-AULA-2-3-37gkag6csd1ar2akfaz30q

Los lunes y miércoles tengo sesión con peques. A mitad de la misma, pasadas las seis menos cuarto en la España Continental -perdón, tic lusófono- siempre pongo algo de música. A veces sonido de mar, de las olas. Otras veces rock: Aerosmith, Rolling Stones… pero ayer me atreví a poner fado. A poner una pieza de Ana Moura. Si bien es cierto que la canción era animada no imaginé que ellos pudiera reaccionar de la manera que lo hicieron: dando palmas, bailando. Ni en el mejor de los supuestos había pensado que actuarían de tal manera, por suerte.

Cuando llegué a casa abrí una cerveza justo cuando encendí la calefacción. Repasé el correo electrónico y tomé algunas notas sobre Noteboom y Filipa Leal. Posteriomente, cenando, puse el mismo cedé que tres horas antes sonaba en la clase y me descoloqué: mientras ellos se alegraban, cabeceaban y demás yo me aferraba a la amarga convicción de quien es parte del sistema y es crítico con él, pero depende del mismo para ganarse la vida y ser independiente. ¿Qué significa ser independiente si cualquier acto ya está viciado de competencia de por sí?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s