Un poema de Al Berto

AlBerto

[hay una necesidad, tremendamente vacua, de reprimir el dolor hasta límites insospechados y no buscar el amor del que se alimenta…]

te escribo sintiendo todo esto
y en un instante de mayor lucidez podría ser el río
las cabras que esconden el delicado tintineo de los
cascabeles en las salas de plata de la fotografía
podría elevarme como el castaño de los cuentos susurrados
junto al fuego
y deambular tembloroso con las aves
o acompañar a la sulfúrica mariposa revelada en la saliva
de los labios
podría imitar a aquel pastor
o confundirme con el sueño de ciudad que poco a poco
muerde su inmovilidad

habito en este país de agua por error
necesito imágenes radiografías de huesos
rostros desenfocados
manos sobre cuerpos impresos en el papel y en los espejos
fíjate
nada más que poseo
excepto este mensaje que hoy sigue mandhando de finas
pepitas de granada
fíjate
en cómo el corazón de papel amarilleó en el olvido de
amarte.

[poema extraído de El miedo (Poemas escogidos, 1976 – 1997) de Al Berto (Coimbra, 1948 – Sines, 1997), libro editado por Pre-Textos en 2007, trabajado por Cidália Alves dos Santos y Javier García Rodríguez. Originalmente, el poema fue publicado en Trabalhos do olhar (Trabajos de la mirada), a inicios de la década de los ochenta]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s