Lo último de Ferrer Lerín

Alicante 2

Ejercicio de memoria: junto a Elías Moro y Lobo Antunes, Francisco Ferrer Lerín (Barcelona, 1942) sea uno de los nombres que más ha aparecido por el blog desde 2016 (se dice pronto). Quizá por aquella aura de maldito que pesa sobre él, quizá porque leer un texto, un poema, sea como recibir un disparo a bocajarro. He acabado de leer hace unos días su Libro de la confusión (Tusquets, 2019) y el resultado final me agrada pero me remata en la incertidumbre del silencio que deja aquel regusto de final en colores negros como la tinta del calamar -curiosa su tinta, cuando se oxida tras dar cuenta del arroz, del fideo rebelde a la caza del tenedor, muta en un color naranja cobre para realzar su valor-.

El silencio poético de casi treinta años, roto violentamente hace una década, ha dado como resultado una trilogía de libros (añado sus Fámulo y Hiela sangre, ambos publicados también por Tusquets en 2009 y 2013) que aunados, parece que desemboquen en un incierto camino hacia un final cercano, al que se siente latir, pero no sabemos realmente si existe a ciencia cierta. A ciencia cierta es preciso añadir si éste no será el último libro de poemas o el último poemario de Ferrer Lerín. Es necesario, por tanto, afrontar con avidez la lectura con una buena reserva de cerveza a mano, junto a sus libros. Sea el último o sea el único que queda.

2 comentarios sobre “Lo último de Ferrer Lerín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s