La berrea

72864498_2378360318943279_2846319881266135040_n.jpg

Políticos que ladran, o directamente, nos hacen perder el sueño antes de entrar a la cama. Una minoría violenta impuesta a dedo por Madrid desestabilizando al personal -que actúa en respuesta-. Sentencias celebradas con Sidra El Gaitero y solysombras mañaneros. La inutilidad de los sistemas políticos más atentos a berrear y sonreír a cámara antes de solucionar desaguisados; partidos políticos que se inventan tenencias de explosivos y bandas terroristas inexistentes. Criminalización de la izquierda antisistema de la que formo parte. La incredulidad que me provoca que, después de casi dos años, tengamos a un inútil como President de la Generalitat y a un soberbio oportunista como Presidente -en funciones- del Gobierno. Banalización de los hechos acontecidos y jugar a ver quién la tiene más larga. Contraposición de heridos: contusiones, luxaciones y fracturas de muñecas versus ojos perdidos y tal; atropello(s) añadidos. Los (nos) llaman jóvenes infiltrados cuando en realidad están (estamos) hartos de ambos gobiernos, libreopinadores, plataformas, partidos, políticos: empezamos estar un poco cansados de hasta la madre que los parió. Mis sueños húmedos de gasoil y aceite de motor juegan con la posibilidad sobre diversas plataformas tengan un mínimo de coherencia y se vayan a tomar por saco, entrando gente cuya verdadera motivación sea hablar y no decir gilipolleces. Como buen sueño húmedo nunca se cumplirá. Lo veo; voy a preparar otro cóctel molotov.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s