Tres de raíles

taquilla

[a quien competa: tengo claro que si alguna vez vuelven a picar para sacarme algún libro, uno estará dedicado de alguna manera a Lisboa…]

En la lluvia tímida del atardecer, una línea de hierro ara el Rossío en parcelas de adoquines.

Un tranvía febril anuncia en cada achaque aquella muerte que nunca sucede.

La taquillera, aquella confidente esporádica a quien desvelamos sin dudar el destino de nuestras huidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s