Un buen cadáver da mucho de sí

brtl

“Soy de los que piensan que la literatura, como el verano, ha muerto. Pero no cabe preocuparse: nos queda su cadáver y con el cadáver hay negocio suficiente. Un buen cadáver da mucho de sí y puede generar actividades muy lucrativas y prestigiosas: el proceso de momificación, por ejemplo, que requiere tiempo y da trabajo a muchos especialistas: catedráticos, profesores adjuntos, doctorandos, tesinados, licenciados, estudiantes de humanidades, directores de cursos de verano, talleres de escritura. O la redacción de necrológicas a cargo de escribidores de contracubiertas, escribientes de boletines de novedades periodistas culturales, directores de revistas culturales, reseñistas, becarios que recopilan el trabajo de los anteriores. Por no hablar del tráfico de reliquias, de la venta de coronas y flores naturales, de la organización del entierro o de la cremación. Hay tajo a destajo para los sepultureros, marmolistas, esculpidores de lápida. Hay funerales, aniversarios, cuarentenas, centenarios, cumpleaños editoriales. Solo la redacción del epitafio definitivo tiene entretenidos a más de un millón de expertos en teoría literaria, a sueldo de las más solidas instituciones públicas o privadas.

Hay cadáver para rato. No empecemos a pelearnos por la herencia: las postrimerías nos mantendrán ocupados durante mucho tiempo.”

El sentido del rencor
Constantino Bértolo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s