Involución lumínica

cw

Involución lumínica
de noche o cuando ya atardece, si uno viaja raseando las nubes todas las ciudades son isletas de faroles con luces blanquecinas, de color ámbar: las más tímidas ni siquiera centellean demasiado su luz, únicamente aderezan al campo con su presencia

aquellas que pecan de orgullo revisten sus luces estridentes, escondiendo entre aquellos puntos de color sus miedos y taras

pero cada vez más aparecen otras aisladas y tan débiles que agonizan sin remedio, apagándose cada día uno de sus centelleos, propietarias también de la virtud de no perder la cara al destino tras enfrentarse diariamente a su final.

Nota: el texto pertenece al borrador de proyecto Mercancía defectuosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s