Islandia (un poema de Miguel Ángel Velasco

Miguel-Angel-Velasco-300x289

[hay una fotografía con Mia Couto. Otra con Nuno Júdice. Algunas filminas con Elías Moro. Otras diapositivas con Pipe. Hay abrazos desconocidos, que uno no sabe bien cómo afrontarlos; hay sueños de miel que se asoman por el horizonte y cada día son más próximos. Y cada día uno camina más nervioso y se yergue algo más anciano…]

Islandia
Bien mirado, quizá no sea lo peor
morir lejos de casa, lejos de aquellas cosas
amables que ya son nosotros para siempre,
las que harían más duro tenernos que marchar.
Lejos de algunos árboles que ya son nuestra savia,
lejos de cuantos libros nos han acompañado
y de los cuatro amigos que nos han de llorar
y a los que ahorrar el trago de que nos digan cosas
muy dulces, al oído… y no tener palabras.
Lejos, tal vez incluso, de la mujer que amasa
con su dulce paciencia nuestra harina de fiebre.
En Escocia, quién sabe, o mejor en Islandia,
junto a un mar que recuerde, tan sólo vagamente,
como una helada copia huraña, nuestro mar;
un mar mitad de sombra, desnudo como espada,
donde adentrarnos solos, sin pausa, en esa noche
de la que ya tuviéramos cursada la mitad.

[Poema de Miguel Ángel Velasco (Palma de Mallorca, 1963 – 2010) de su poemario La vida desatada (Pre-Textos, 2000) y extraído de Pólvora en el sueño. Antología (Chamán Ediciones, 2017)]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s