Sobre la superficie (un poema de Esther Muntañola)

em.png

[odio cuando los aviones deciden bailar bajo la lluvia y son incapaces de domar las corrientes. Ojalá su planeo fuera tímido, cariñoso, como pudiera ser el vuelo de un diente de león mecido por el Cierzo. No es así. De hecho, nunca es así. Para protegerme del zumbido de los oídos, del pánico al zig zag de nubes, aparecen en mis algunos versos, cerrándome los ojos equitativamente. Cerrar los ojos sin esfuerzo es mi mecanismo de defensa favorito, de tal forma que me autoconvenzo para poder domar de esta manera a cualquier bestia…]

Sobre la superficie
Nueces, avellanas, papeles, un vaso de café.
La luz dando forma al espacio.

Es como si las cosas se hubieran ido de ti o tú de las cosas
y la belleza se mantuviera exacta, sobre la superficie,
esperando ser vista, formando parte de esa capa de polvo
que hace más hermosas las botellas, el vidrio, los armarios.

Todo habla en silencio, lentamente,
y a veces, sólo a veces,
nos detenemos y escuchamos.

[Poema de Esther Muntañola (Madrid, 1973) extraído de su libro Flores que esperan el frío (ed. Trea, 2012)]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s