Las preguntas centrifugadas

28471636_10215090129583207_5088166245073610824_n

En teoría iba a finalizar la reviú centrifugada, pero esperaré a mañana para acabar todo con mejor sabor de boca. Hoy toca un chupito amargo, para reflexionar. El domingo escuchamos la explicación del organizador. Ayer, en su blog, José María Cumbreño explicó por qué se acaba Centrifugados. Hubo algún político de provincias que lo resumió en que el poeta (y profesor, editor, articulista, gestor cultural, etc.) quería más dinero para el festival. Debe ser que en los genes del partido del político en cuestión todo se resume al dinero. Centrifugados dormirá un tiempo hasta despertar en Cleveland, preciosa ciudad cosmopolita, de ultramar. Centrifugados se apaga por culpa de unas instituciones que recelan de cualquier actividad en la que ellas no puedan manejar a su antojo

Llevo centrifugando algunas preguntas sin respuesta pública o políticamente sincera desde el segundo retraso del vuelo Madrid – Barcelona del lunes veintiséis. Algunas de ellas tendrán respuesta políticamente correcta, otras simplemente no serán contestadas por vergüenza de aquellos que ven todo desde la barrera. ¿Cuántos profesores de secundaria de lengua castellana, literatura universal y de taller de literatura (en bachillerato) sabían el programa de Centrifugados y que, entre los invitados, estaban dos Premio Nacional de Poesía Joven, por no decir más? ¿Por qué en la comunidad autónoma con más atraso en lectura y comprensión lectora se permite el lujo de maltratar a la única alternativa independiente -que no significa que no pueda ser apoyada por la Junta- a las actividades que promueve el Departamento de Cultura de la Junta? ¿Saben las instituciones el eco de actividades como Centrifugados más allá de Las Hurdes, la Siberia, la Raya y Navalmoral de la Mata? Conozco el caso de poetas, alguno conocido; que si hubieran podido habrían acudido a disfrutar de parte de la mejor poesía estatal e iberoamericana. ¿Saben las instituciones el efecto altavoz que ha tenido Centrifugados para la región por todo el estado, por el continente e iberoamèrica? ¿Saben las instituciones que deja sin un evento de referencia internacional, al nivel del Festival Folk, a Plasencia. Y saben que en Plasencia hay una concentración de poetas -residentes y oriundos de allí- por kilómetro cuadrado superior a la de muchas capitales de provincia? ¿Saben las instituciones que ha dejado escapar unos beneficios económicos brutales para una zona tan quebrada como es el Norte de Extremadura y que, al menos durante un fin de semana, dejarían cierto impacto positivo en la ciudad? ¿Saben las instituciones que no hay ningún festival semejante en toda la Península? ¿Saben las instituciones que ha dejado con el culo al aire no solo a los organizadores sino también a editoriales pequeñas que tenían en Centrifugados unas fechas reservadas donde relacionarse con escritores, editores, gestores culturales, lectores, etc.? ¿Sabe la Junta que desaparece uno de los pocos motivos que nos quedan a muchos para volver a la región?

Mejor paro.

Foto: realizada por Leonor. Servidor aguantando una columna en Las Claras con la ayuda de Ángela Segovia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s