Como un primer bosque…

oma

[si Elías Moro me recomendó leer a Hasier Larretxea, supongo que tarde o temprano tendría que haberle hecho caso…]

Las raíces son escaleras que subieron a destiempo. Los senderos, ventanas abiertas que perforan el murmullo de las pisadas que se quedaron si un retorno. La corriente del río, la purificación de los perfiles que se alzaron desde la claridad de los asideros. El compás sintonizado de la respiración de los antepasados que no lograron entrecortar.

Meridianos de tierra
Hasier Larretxea

Foto: bosque pintado de Oma, en Euskadi. Obra de Agustín Ibarrola.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s