Ein Postkarte aus Deutschland…

freiburg[Una postal desde Alemania…]

A la izquierda la postal de Freiburg -Friburgo, en castellano- que llegó anteayer a casa de parte de Hannah y su familia para felicitarnos las fiestas. Interrumpida por el tiempo -porque los latinos somos despistados, descuidados y poco válidos para recordar con sensibilidad nuestros afectos- el intercambio de postales era una bonita tradición que hasta hace nada todavía realizábamos. Pero, repito, los latinos somos los reyes del despiste y enmendar los errores a toro pasado es algo complicado y preferible de disponer a los políticos puesto que nosotros sabemos de conllevar responsabilidades. Recuerdo Durbach con cariño, cómo los viñedos acariciaban el pueblo, en el cambio alocado de tiempo; como una responsabilidad climatológica, cada ocho horas había de suceder un cambio: empezar el día con una llovizna débil, continuar al mediodía con un ambiente soleado para nublarse a media tarde y por la noche despejarse y así el frío sacudir de verdad. El frío digo porque allí entendí qué significaba de verdad. Es cierto que no había nieblas ni tampoco existía el peligro inminente de la nieve, pero era obligación llevar siempre la chaqueta, el plumífero de manga michelín y la bufanda. Aquí en Tarragona según el día y dependiendo del aire y su bravura es preferible dejar de lado un rato al mediodía la chaqueta y animarse a jugar un poco a baloncesto con los niños. También, a sentarse en una terraza y paladear una cerveza fina, fresca; todo lo contrario de allí, donde reinan las cervezas con cuerpo y algunas incluso fuertes para aguantar la temperatura.

d4004151-0084-4599-8a46-ba4ea0d6d55e (1)

Si hay algo donde ambos inviernos -el tarraconense y el durbachiano– es en la rapidez en la que cae la noche. Algunas veces, al volver fuera en coche o en autobús a casa caía la tarde precipitadamente. Aquí, muchas veces en el vórtice de las cuatro de la tarde el sol empieza a retirar su lengua enseñando la tarde su parte más umbría. Hay en ambas diferencias: mientras en Tarragona las grúas de carga del puerto peinan el Mediterráneo como si fuera un lienzo al óleo con algún exceso de azul en su base, allí, en los creo que diez kilómetros que distan de Offenburg de Durbach la carretera serpenteaba una planicie flanqueada de un verde intenso –nunca he visto tanto verde, dijo Amalia cuando volvíamos un día de Alsacia camino a la casa donde nos hospedamos en 2011- con una catarata de frutales y viñedos desnudos esperando un abrazo de lluvia que les ofreciera un nuevo pellizco de vida. Y como hablo de frío para complementar los recuerdos invernales de la puerta de la Selva Negra me acuerdo del segundo día, cuando la ruleta de la fortuna metereológica me abofeteaba al salir de cada edificio, al abrir la puerta de casa, en definitiva, caían finísimos copos de nieve. La primera vez que toqué la nieve. Anécdotas del tiempo climatológico porque mi subconsciente cree que son una coartada perfecta para no hablar del tiempo natural y reconocer mi debilidad ante el despiste y el reconocimiento a la sonrisa de Hannah, el cariño de Karin, el trato amable de Rolf y la sonrisa -sobre todo cuando era más pequeño y bromeábamos- de Beni. Y alguna gracieta de Sammy, claro.

Con menos contacto que el que querría he conservado una amistad. Vuelvo a repetir que los latinos somos descuidados para según qué cosas -algunas de ellas, nada triviales y eso nos condena- pero en otras somos una catarata de afecto aunque no busquemos, nos viene en sangre, las oportunidades para demostrarlo si todo no va a favor. Después de tal parrafada solo me desear  Frohe Weihnachten und ein glückliches neues Jahr! a todos pero especialmente a ellos…. y recordar que cada Año Nuevo o Día de Reyes escuchamos  en casa aquel disco con canciones de Navidad que una vez nos enviaron. Es ya, una tradición navideña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s