Fernandinho, não gosto nada…

fpoq

No eran pocas las veces en las que Fernando Pessoa aparecía y Ofélia Queiroz, quizá agria de ánimos o ávida de marcar distancias con el inquieto poeta ante sus espantadas y frivolidades, le espetaba un “Fernandinho, não gosto nada quando vens como Álvaro de Campos, ficas muito teimoso”. Ídem cuando escribía bajo el influjo del heterónimo, donde relucía toda su extrenticidad, queriendo ser todo y acabar su desubicación lo que provocaba la irritación de su enamorada. La alternativa para favorecer la relación de la entrañable pareja fuera, seguramente, un sutil cambio de registro hacia el Fernando original u otro heterónimo que no provocara la agria reacción de su querida. Y llevando la contraria a los primeros versos de Tabacaria, también de Álvaro de Campos –“No soy nada. / Nunca seré nada. No puedo querer ser nada. / Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo.”- constata que entre no ser nada en vida, consiguió que su universo de voces formaran un mundo poético todavía por completar y definir.

Postdata: podéis leer Tabacaria traducida al castellano aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s