La forja del elefante

poesia1No he soportado nunca a Fernando Valverde: ni como traductor -mucho menos tras los destrozos en la traducción de la poesía completa de Erri de Luca (Solo ida. Antología poética, Seix Barral 2016)-. Ya no digo como poeta de la incertidumbre, que lo considero un invento sacado de la manga. Para mí poesía de la incertidumbre es aquella que surge en un instante cuando cierro el cuaderno donde paso mis poemas a limpio y destruyo los borradores después de cercionarme sobre su segura eliminación. Incertidumbre es indagar en su futuro: qué futuro les espera. Saber si algún día dejarán la modestia de convivir todos juntos en el cuaderno o si bien habitarán allí siempre. Resguardados en el silencio.

Durante el año -natural-he enviado dos poemarios a sendas editoriales. Que nadie piense en transatlánticos ni fuerabordas. Eran más bien chalupas a remos que saben muy bien qué publicar. Atunes en un reino donde los tiburones y los leones de mar no abundan pero son feroces en sus gustos y sus fobias. Tras ambas propuestas a día de hoy no he recibido respuesta; de uno de ellos no llegó ni acuse de recibo y quiero ser optimista ante el silencio: bien se perdió en la marabunta de correos electrónicos o no reúne la calidad necesaria para ser publicado. Como uno siempre se pone en lo peor, por mucho que el corazón tire hacia la posibilidad de la indiferencia, lo cierto es que la razón siempre puede más en estos asuntos porque entiendo de sobras que ha sido rechazado -pese a la relación de estima que exista ante el editor-. Posteriormente, en mayo pregunté sobre la recepción de originales en otra editorial donde tampoco recibí respuesta alguna; por tanto entiendo de sobras y asumo el mutismo: montaña de correos, no había interés, agenda colapsada. Seguramente no sea el único que haya confiado en ambos sellos para enviar algún original. De hecho, enan-elephant-rembrandt-.jpg una de ellas me consta que así ocurre. Y no pasa nada, es comprensible. Como es entendible también algún enfado ante injusticias ante el orgullo, llámese pavoneo, de aquellos que han tenido el futuro sin piedras en el camino y que ven en el arte un mercado, una mina jugosa donde sacar un rédito para no se sabe qué y la poesía una mena donde alicatarse la vida a costa de engaños, traiciones y falsa modestia.

A la vez que narro todo esto, encuentro una lucidez lírica que hasta hace poco no tenía. He tomado conciencia de que me he estado comportando como un elefante, que a través de sus etapas -pisadas- y viajes ha ido forjando un discurso, abriendo un espacio no sé en donde. Un paquidermo que con su extraordinaria memoria ha podido desarrollar en sí una voz, un mapa de recuerdos que enarbolan algo que no sé bien qué puede ser todavía. Necesito poner nombre a la antología de vaivenes y a los cambios que han hecho que vuelva a tomar a la poesía por las manos con el mismo cariño con el que ella me ofreció un hueco hace años. Debería sentirme acogido por ella,a lgo me dice que poco a poco tendré cosas que decir, que explicar en el viaje, visto todo desde una perspectiva ombliguista. Y eso intento: cada día desgrano la memoria del elefante en versos; aquella memoria que ha ido construyendo un viaje de certezas y nostalgias que deberían llevarme a algún sitio en definitiva. Es un lugar que no puedo ocupar solo; una situación incómoda la del crecimiento que no permite progresar. Mientras me dirijo al lugar donde la forja pueda ser plasmada, unida y entendida sonrío porque sé que amarraré más pronto que tarde  y porque aunque la poesía, como la política o la postmodernidad, esté en una parte podrida, sé bien en qué momento estoy gracias a la tranquilidad que da seguir un camino acertado.

Bien, la postmodernidad es como la postverdad: una mentira.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s