Sequía otoñal

pluja

Otoño democrático (noviembre 2017)

Aquí las únicas lluvias de otoño que han arreciado son aquellas de inicios de octubre: la lluvia inolora, incolora e insípida mutó hacia tonalidades rojas, una hedor a cloaca y el característico gusto ferruginoso de la sangre cuando se abre camino al exterior. Nuestro particular otoño democrático está en el punto de mira de manera constante, latiendo en actos impuestos y deslegitimados, faltos de garantías y con un exceso de violencia con el paraguas del pensamiento único e indivisible. Hay sequía, pero no parece importar demasiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s