El equilibrio será imposible

Jordis

“A mí, la unidad de España me suda la polla por delante y por detrás, que se metan a España en el puto culo, a ver si les explota dentro y les quedan los huevos colgando del campanario (…) vayan a la mierda ya con el país ese y dejen de tocar los cojones.”

Pepe Rubianes
(versión sacada de su espectáculo Rubianes Solamente)

Retomo lo de ayer (leer aquí si es de menester) Hablaba de un sistema de estado fallido, de cuestionar la democracia en la que vivimos. Y no es menos cierto que a cada día el desengaño con la estructura que sufrimos, si alguna vez hubo amor, aumenta su caída en desgracia. Que el estado español ha progresado durante cuatro décadas es innegable, pero cada vez da más sensación que el provocante fue la inercia coyuntural más que por madurez propia; porque de fondo, si uno raspa la fina película que recubre la palabra democracia española vemos a herederos, manicortos y crápulas, todos ellos descendientes de diversa alcurnia o asemejados al compendio de hijos de puta que durante más de treinta y pico años se dedicaron a pavonearse y a prostituir su amado país. Ese país que encarcela a presidentes de asociaciones culturales; representantes sindicales o presidentes, otra vez, de asociaciones que aceptan el diálogo y ponen en cuestión, claro, los efectos de la democracia española. Asociaciones y sindicatos con mayor trayectoria humana que cualquier partido en el que esa banda de malnacidos paga su cuota cada mes. Si la pagan, claro.

No creo en la democracia española. No hay encaje posible en el estado español, entre Catalunya dentro de España. Pudiera haber una relación de igual a igual, sería lo más factible y sano para ambos territorios. Ni menciono a aquellos que juegan a la puta y la ramoneta, papagayos federalistas y payasos autonomistas que no tocan siquiera la palabra legalidad. y ahora predican el mutismo ante toda la serie de atentados dirigidos hacia algo más de la defensa de derechos individuales y colectivos. Todos los movimientos van conducidos a destrozar la idiosincrasia de un país y de encarcelar a ciudadanos inocentes llegado el caso. Aquellos mismos que nos golpean, insultan y nos encarcelan quieren aleccionar con violencia. Primero quizá, que se despojen de sus yugos. Luego seguiremos haciendo nuestro camino; aunque duela y sea más largo finalmente será el más tranquilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s