1E – Ferreirinha

ferreirinha
A Ferreirinha

Júntese carácter para sacar adelante el negocio familiar -una bodega de Porto-  y la conciencia de cuidar al trabajador. Manteniendo siempre la jerarquía sobre el trabajador pero la comprensión de sus necesidades. Dona Antónia Ferreira empezó a los treinta y tres años una vida empresaria incansable: se preocupó del cuidado de las viñas de su marido y su protección -viajó a Inglaterra para conocer remedios de cara a evitar en la medida de lo posible la filoxera-, investigó las formas de optimización del mosto y el fruto para conseguir un buen vino. Se enfrentó a los cultivadores locales, ingleses y españoles; colocando sus vinos en unos de los más exportados entre las principales zonas de exportación de Porto y se enfrentó a los gobiernos portugueses que negaron el apoyo a los viticultores, preocupándose más en desarrollar infraestructuras y despilfarrar el pingüe tesoro público que de cohesionar a los trabajadores y empresarios.

Resulta chocante que una mujer en el siglo XIX pudiera tirar adelante un negocio hasta estabilizarlo en el prestigio como ella hizo. Sin duda, si no hubiera enviudado su personalidad quedaría desconocida y su visión empresarial -y sensibilidad ante sus trabajadores- no habría sido conocida justamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s