Desengaños temporales

1437052273

El lunes diecinueve de junio, por motivos que deduzco, será mi último día de trabajo. Ésta semana tenía de trabajar, pero a última hora -domingo, diez y media de la noche, justo al acabar de hacer el equipaje- un mensaje de Facebook me alertó de que no contaban conmigo para ésta. Me siento engañado y estafado en parte, ni son las formas ni las maneras de comunicar las cosas. No solo me he jugado la salud para ir a trabajar a doscientos cincuenta kilómetros de casa. A ver con qué ánimos voy a trabajar el lunes, porque motivación no tengo ni una. Hubiera agradecido las palabras en persona y no una despedida en diferido.

Hace unos meses envié un poemario -con su correspondiente cheka de versos- a algunas editoriales. Después de meses en silencio y sin respuesta en ningún buzón de correo me doy por vencido. Hoy hace justo veinte días que no intento un verso como mínimo. Veinte días.

Tengo todo el derecho para estar cabreado y toda la razón también. Como soy un peón no puedo exigir explicaciones -en cambio he de dar todas-. Estoy defraudado con el trabajo: cada ventana laboral es una pequeña pausa a una depresión que a lo mejor llegará más adelante. Me enervo cuando veo a incompetentes realizando un puesto en el que yo podría hacerlo mejor -un mal día lo tiene cualquiera, pero a partir de la tercera hoja marchita pudriéndose en el suelo ya creo que es otoño-. Mi futuro se resume en la palabra precario y en la carencia de habilidades feladoras o de frotamiento de jabón al superior para conseguir un puesto de trabajo. Y mi frustración incrementa porque la vía de escape -literatura, poesía- no es ni atendida ni leída. Será que no llevo aros como canastas de baloncesto ni soy un barbas de metro noventa y con sombrero cubano. Qué coño sé. Un no, gracias no cuesta mucho de escribir. Creo.

A lo mejor aspirar a algo se ha convertido en una utopía. Soñar sí que me vais a dejar. Es lo último que me queda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s