Viñals. Prueba de artista

1487940541_947594_1487954494_noticia_normal

VECCHIA SIGNORA

OLVIDADAS las antiguas historias; plegados los pañolones de seda sutil multicolor que antaño sirvieron para escamotear la cacatúa o el conejo, o que fueran blandidos como fugaces estandartes glorificadores; seca la tinta de la plumafuente, momificados los lirios emblemáticos que florecieron junto a la acequia donde originabas deliciosamente; teñidas hoy tus canas con reflejos azules; leídos letra a letra los siete grandes libros; urdida una nueva patraña inocente; evocados los objetos memoriosos del cofre de latón decorado por Beadsley; recorrida la sobra sala de Lisboa con preciosos Lalikes; comida en Évora la langosta con vino verde; comprados a un ropavejero del Lavapiés los dos bellos vestidos hindúes; llorando.

De tanto mundo ¿qué ha quedado en tus ojos? De tanto olvido ¿qué ha quedado en tu alma?

Y ahora no sonrías. Siempre hay algo indescifrable en tu boca, ya en el dibujo de los labios, ya en las ambiguas comisuras, y alguien podría todavía enamorarse de toda tu persona, como un perfecto loco.

José Viñals
(Prueba de Artista. Del Oeste ed. – ERE, 2000)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s