Notas sobre José María Valverde

WhatsApp Image 2017-05-08 at 23.15.21

El viernes se falla el Premio de Poesía José María Valverde en Barcelona organizado por CCOO Catalunya. Valverde fue un trotamundos -Valencia de Alcántara, Madrid, Roma, Estados Unidos, Barcelona…- por fuerza mayor y por voluntad, sin duda. Posiblemente sea uno de los autores extremeños, si no el que más, con más tierra recorrida en su zurrón. Porque en sus inicios, en la época vivir en el campo era cuestión de supervivencia y vivir en él una práctica quimera que asocia de buena manera el fact que tienen (tenemos) los extremeños: son (somos) algo de nómadas, viajeros y buscavidas cuando van mal dadas.

(NOTA: Tengo un gran debe con su poesía y posiblemente toque afrontarla dentro de poco. Me es curiosa y llamativa la evolución católica-pesimista de sus inicios hacia el viraje más social de finales de la dictadura-inicios de la democracia. Era un hombre de firmes convicciones, a lo que sumo la mutación se su carácter poético lúgubre; de un silencio poético a la toma de conciencia del cambio social y político, también consciente de una evolución de unJose_Maria_Valverde capitalismo crítico en su teoría; un existencialismo que va acorde con el hecho de ser un transhumante por los lares del planeta, poniendo en valor la supervivencia y la adaptación moral del cambio como motor del pensamiento y el progreso, es decir, aceptar el cambio por justicia del destino y no tanto por la vía mística que aboga en sus primeros poemas.)

El viaje de José María Valverde acabó en Barcelona. La  Barcelona de ahora vive sumida en una suerte de plataforma receptora de culturas similar a la que se empapó el valentino durante su vida, enriqueciendo su arraigo espiritual con el progreso que él veía en otras partes del mundo (movimientos sandinistas en Nicaragua, postulados revolucionarios cubanos) o sin ir mas lejos en solidaridad con los Aranguren, Tierno Galván… exiliándose a Norteamérica y renunciando a su cátedra. Como muchos otros extremeños tuvo que salir para progresar y nunca se arrepintió, si a caso, reforzó notablemente sus compromisos culturales a partir de la Transición, uniéndose a la hornada de escritores y agitadores de inicios de los ochenta – inicios de los noventa. Valverde nunca rehuyó del vínculo que le unía con lectores y escritores extremeños, que lo tomaban como referente y lo materializó en 1992 con su primera colaboración en Extremadura. Luego llegaría el Aula de Poesía José María Valverde en Cáceres -a semejanza de la Díez Canedo en Badajoz-, sus obras en editoriales de la región… pero por desgracia ya demasiado tarde para que él lo pudiera ver: un regusto amargo queda en que no pudo participar en el Aula de Poesía que lleva su nombre.

Quedó claro experiencia vital con la región evolucionó la percepción de la realidad extremeña y ensambló sus raíces, sea de forma breve, con sus orígenes. La lección que dejó escrita fue que nunca llega uno tarde de volver a su tierra, aunque sea espiritualmente si así lo desea, amén del desarrollo del pensamiento y moral de la persona cual modelaje piagetiano. Es por ello que pienso que siempre estaré a tiempo de volver de una manera u otra a Extremadura, seguramente porque en realidad nunca haya marchado del todo.

Y no hace falta decir que acudiré al fallo del premio. Aunque uno sea más de CGT, en éste caso no tiene nada que ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s