V – Su primera melé

20081116174313-rugby

Fueron colocados según su complexión. En la delantera, ellas, dos pilares ágiles y altas y en medio un chaval fuertote, que diera empaque a la primera línea. Los típicos larguiruchos de complexión fibrada iban como segundas, con potentes piernas -sin duda por jugar al fútbol tres veces por semana en el equipo de su pueblo-. Luego en la tercera del pack, dos chicas ágiles y capaces de salir a la contra o a cubrir huecos dependiendo del desenlace de la melé; y en el ocho a un armario con las capacidades de equilibrio, potencia y precisión en buena síntesis.

Se colocaron y fueron caminando solos, sin rival, cual cangrejo enorme en la playa. No había pelota ni juego, solo ellos avanzando divertidos sobre la arena de la playa ante la mirada curiosa de los turistas; despistados ante tal espectáculo motriz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s