El baile del estuario

torre-de-belem-3.jpg

Y amanece en Lisboa. Marchas. Huyes de la costa dejando ante tí un rastro de besos en forma de espumas peinando el oleo sobre la crin de las sirenas que ondean por la playa.

Besas a brazadas el infinito y yo, cual Neptuno, anhelo que la marea me arrastre una vez más a ti; aunque nuevamente sea náufrago en tu olvido.

(leído en la #BookConBCN)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s