Abril

abril.jpg

…llega acariciando de la mano a Marzo sin apenas darnos cuenta. Solamente porque el Sol pasea a menudo con fuerza y las nubes acarician los atardeceres dejando caer su lluvia -siempre bienvenida, en ocasiones desaprovechada- entre mejillas y chaquetas finas que poco a poco van ganando terreno en las calles, eviando al polilllero y naftalina a los abrigos y bufandas.

A veces… se despide la niebla sin decir adiós definitivamente. La incertidumbre de su vuelta nos evocará al largo estío. Y en un futuro al ansiado otoño.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s