Elefante

Elefante-Africano-2.jpg

Red social andante, capaz de reconocer de manera concreta más de cien voces en un corto espacio de tiempo. Su cerebro es un procesador de recuerdos -aquello tan manido sobre su excelente memoria- una historia de vida que permite recordar cualquier ínfimo detalle de manera correcta. Extremadamente sensible y respetuoso con los de su especie: hay una leyenda africana que comenta que cuando éstos encuentran con restos de otros elefantes parecen rendir un homenaje póstumo, acariciándolos con delicadeza con su trompa y pezuñas. Todo lo contrario sucede con los de otras especies, principalmente ante sus depredadores, donde permanecen imperturbables. Por eso la indiferencia es el peor de los desprecios. Por eso lo de la memoria del elefante -aquello tan manido, repito-.

Un comentario sobre “Elefante

  1. Creo que me gusta el hecho de que las últimas dos entradas sean animalitos, jaja. No sé si me siento cómoda con el hecho de que reúne dos de mis fortalezas, la biología y la prosa poética. Podría quedarme hablando sobre la nobleza del elefante toda la noche, pero no estaría siendo la idea.
    Es un ser enormísimo por donde se lo vea.
    Acordamos, la indiferencia, el arma más silenciosa.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s