8 de marzo: lo que no es poesía de/para mujer

La poesía es defectuosa en su sino, porque dentro de su abrigo hay un amplio abanico de tendencias y estilos. Hay quien ha labrado su fama dando trampolín a autores desconocidos. Otros, han tenido a lo largo de años altos y bajos pero han conseguido formar un catálogo de garantías. También hay espacio para aquellos que han labrado con la experiencia una oferta interesante de autores y títulos. Y por desgracia, algunas editoriales se han caído por el camino por algún motivo que no hemos llegado a conocer nunca del todo.

Elvira-Sastre1-e1449498391839.jpg

¿Pero poesía lo es todo? está claro que el lector acostumbrado a leer poesía distingue entre carne y ternilla. Curioso es ver que nunca la poesía con mayúsculas está del lado del que tiene los recursos: porque el poder va asociado con valores monetarios, de prestigio -discutible- y sobretodo de mercado. Porque sí: el márketing ha llegado a la poesía. O a lo que muchos creen que es poesía. Porque cortar una prosa de forma agolpada no es hacer un poema. Porque escribir palabras bonitas y con cierto sentido no significa hacer poesía. Que está muy bien eso de cortar en cachitos prosas, pero eso justamente no es poesía. Si buscamos una finalidad estética en el mensaje, de acuerdo: puede ser que haya cierta intención. Pero ni en la forma, ni en el mensaje hay atisbo de sentido poético.

Es cíclico. Parece que cada cierto tiempo se ha de descubrir a una nueva femme fatale. Poetas mujeres las hay muy buenas -mensaje a editoriales españolas; buscad no solamente en la península: cruzad el charco y os sorprenderéis de la calidad y cantidad de ellas- pero el márketing hace milagros y ahora nos venden como la mejor poeta joven de su generación a una señorita que con suerte ha publicado dos poemarios y traducido con cierto éxito otro. Porque, la crítica poética española -masculina en su mayoría- tiene suficientes argumentos para comparar poéticas emergentes femeninas entre diversas autoras. Nótese la ironía. Me río del criterio, de la madurez y de los recursos.

marwan.jpg

Es cierto que la mujer todavía busca su espacio en la poesía. En las grandes editoriales hay un puñetero paternalismo que impide que sean ellas sin remilgos. ¿Recelos? Ni idea. Sólo sé que se está enfocando la visibilización de la mujer en un aspecto de mercado y no de calidad de una obra. Por no hablar de engendros poéticos que buscan la emoción fácil y mojar bragas rápidamente. Eso no es poesía: un poeta busca conmover y transmitir, no hacer un potipoti de palabras que puedan irritar el lacrimal. Cualquier estructura poética por simple que sea ha de tener un sesgo de complejidad. No ser algo masticado.

¿Hasta qué punto leer tuiteros destrozando poesía es positivo? ¿Nos ha de preocupar que cuarentones con trayectoria escriban textos dignos de un juntador de palabras de segundo ciclo de la ESO? La verdad es que sí: hay un público detrás -femenino en un alto porcentaje que luego será mayor- que cree estar leyendo poesía. Cuando maduren a algunos se les caerá la máscara y verán que estaban equivocados. Pero otros seguirán dorando la píldora a farsantes. Y de fondo, seguiremos tratando a la mujer como un cuerpo lleno de estereotipos y paradigmas inculcados por herencia social. Pero luego querremos eliminar el patriarcado y demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s