1D – El primer frío

tardor
GR2 cerca de Beuda (Garrotxa)

Cerrando etapas y poniendo puntos y seguido, que va siendo lo que toca. Cuando llega el frío y la noche se come la tarde es la señal de parar: porque el tiempo de trabajo mengua y entonces atentaría contra el descanso; y para unos y otros el reposar sin peligro es sagrado.

Uno para crecer de verdad tiene que salir fuera de casa y buscarse la vida: aterrizar en un sitio que no conoce y empezar de cero con sus necesidades y también con sus deberes. Adaptarse a una nueva realidad: si la piel era de piedra, quizá ahora es de un cuero menos recio. La voz pierde la sutileza -si algún día la tuvo- transformándose en una antología de sonidos ásperos por el frío y los esfuerzos -y el beber poca agua-. Los pies pasan de tener callos a ser recios como los de un hobbit cuando endurecen. Y a cualquier saco de dormir llamo cama si allí se consigue dormir más de cuatro horas del tirón. A veces ha sido complicado caminar por esta ruta. Y debe ser que el destino, como lo es la naturaleza, es sabio y lo allana todo cuando lo cree conveniente; pintando la vida de otro color…

Echaré de menos los momentos de complicidad con compañeros. El trabajar fabricando sonrisas y buenos momentos -aunque los labios parezca que los tenga de granito- o las cuatro paredes de la casa convertidas en hogar entre semana. Ahora, hasta febrero, nuevos horizontes: no pienso ofrecerme una tregua. Manos a la obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s