El progreso

Martín.jpg

A su manera elaboró un bestiario facilitado por el ambiente reinante en casa puesto que su fascinación por los animales ayudó a elaborar un bestiario de animales sin ánima. Todo el mundo sabe -más quien lo conozca- que aunque no sea consciente, en un escalón por encima de peluches y cuentos tiene a Nala. Y junto con ella, todo un ejército de argumentos para que esté allí. Él solo entiende de juegos y de cierto espíritu aventurero y rebelde: como cuando repite No tiu! o decide ir a buscar alguna paloma en la Rambla. Y no se enroca; camina empujado con la ilusión de los demás -como el chaval no tiene energía de por sí…- de aquellos que desde lejos te ofrecemos un empujón para ayudarte en tu camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s