1C – Cork night

cork1
(Cork City Council)

Cork, 31 de agosto. 01:30 a.m.

Ha empezado a llover. A caer esa lluvia tan fina y suave que en Badajoz aparecía cuando hacía niebla y ponía de un tono anaranjado la ciudad y a ti te encanta el naranja pese a que en Tarragona no existe ni la niebla ni esa manera de llover. Escuchas en bucle Heart of gold cantada por Johhny Cash. Le da a todo un algo más evocador como si escuchándola volvieras a ser un humano más. Ves una estatua de Michael Collins. Sus mejillas van creando un río invisible, acumulando en los surcos un sinfín de gotas de lluvia que caen sobre sus pies como un torrente. Arqueas un poco la cabeza y llegas a la conclusión de que si el héroe nacional está llorando es que debe ser una noche de las complicadas. Porque eres un genio de los recursos decides ponerte el chubasquero aunque eso te haga chorrear por dentro y esté completamente empapada de haberos sentado en un banco sobre él.

Cuando llegas al hostel tu máxima preocupación es no despertar a las compañeras, aunque al abrir la puerta sabes que eso no va a suceder. Tampoco quieres que se moje el Road Book. Entras al lavabo, cierras, te quitas la ropa y frotas tu frente, pómulos… con abundante agua tibia y jabón. Te rasgas de manera ligeras pupilas, ya sin espuma y apoyas tus manos sobre la pila. Te fuerzas a ver tus mejillas, a ver si también se te notan las marcas de la sonrisa. Haces una comparativa idealista, como si fueras un emperador romano o dictador: te crees por un segundo dueño de algo que no es nada material. Te pasa como a la estatua de Michael Collins bajo la lluvia. Y sin duda es eso último lo que ocurre: suena vanidoso, pero ambos parece que tenéis el mismo surco en las mejillas aunque sin duda, a Collins se le habrá quedado mirando durante toda la noche alguien más: uno, dos personas a lo sumo; pero ahí está. Tú decides entrar en la cama, cerrar los ojos y abrir la mente. A ver si se te pasa. Y buscas motivos para soñar aunque no te sea posible momentáneamente.

“far is not the word because I’m never far enough!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s