Hoyos en la arena

13903173_10210443856351487_3308132823555315360_n

ahora la sal te queda lejos y la distancia ante la caída, crece: los hoyos en la arena no son más que previsibles obstáculos ante la edad que sabes esquivar cada vez más solo, con la compañía de quienes te dan el abrazo y el beso como primer y último acto del día

aprender a aprender es volver a tropezar de nuevo en aquellos obstáculos que iban apareciendo y sonreír consecutivamente mientras se sucede el ciclo del mar

sé que hay cosas que todavía no has olvidado y pese a todo, quiero que me las recuerdes para caer mejor, de pie, y así no perder el ritmo de tu edad: juego del tiempo que avanza más rápido que cualquier manera de llegar a ti.

El camaleón de Zurich

hqdefault

[el día de la fiebre, del sudor. Del viaje inaguantable y asfixiantemente largo. El día de la soledad, de los ojos llorosos: el día de la fiebre y el recuerdo entre mucosas. El día, tan corto y frágil a la vez]

V
no estoy del todo seguro
pero probablemente ocultó algo de nieve
entre sus arrugas -cosas de la edad

había un rastro de luz en su lengua,
tejía la duda
consolidándola en su hilar de manos.

ahora a nadie le interesa lo sucedido,
nadie entiende de catástrofes pasadas,
las preguntas son envasadas al vacío:
reflexionar es un privilegio al alcance de los señalados

unas manos nudosas desposan aquel anillo
que guardaba un mar de historias

nadie sabe cómo tapar la ausencia sin alas.

(Bruno Ganz)

Rua Primeiro de Maio

8780d169-941b-465d-be2d-e1c9b161ad03

[nunca hemos tomado un café a primera hora de la mañana en la terraza del Galão. Nunca hemos visto a un eléctrico despertarse alegre. Nunca, a primera hora, he notado las burbujas del Água das Pedras romperse suave en mi boca. Nunca. Nunca…]

III
entre tus pies
la danza del olvido
sigue escondiéndose

aún retumba el púrpura
sobre la miel del alba.

(Rua Primeiro de Maio)

O amor das coisas belas: las cosas que consideraba bellas

amdcb

[sexta entrega de la traducción de O amor das coisas belas (Ou pelo menos as cosas que eu consiero belas) escrito por Jorge Reis-Sá e ilustrado por Nicolau sobre  la vida y obra de António Lobo Antunes]

¿Cómo se quiere a la persona que nunca nos dijo que nos quería? António y su padre se reconciliaron, en verdad, después e la muerte. Porque antes, la vida los enfrentó. El padre e António sentía un orgullo desmedido por sus hijos; un orgullo por su hijo mayor que se llamaba António, pero nunca se lo dijo. ¿Cómo se puede saber que somos hijos pródigos si nuestro padre nunca nos abrió la puerta de su corazón?

Sigue leyendo

Una crítica al desconocimiento

cropped-logo-liberoamerica-a-curvas[clic aquí para leer Una crítica al desconocimiento, publicada el pasado domingo]

La verdad: ayer por la mañana borraron una entrada en una conocida red social donde, literalmente, se me ponía a parir. Con mentiras, bases infudadas, suposiciones ridículas y demás gilipolleces  variedad de delirios por parte de una(s) persona(s) que no saben nada de mí. Como hablar es gratis, de momento, y me gusta que las cosas perduren, enlazo aquí el artículo de la discordia.

Nunca me ha gustado que mientan. Y menos que hagan del desconocimiento una barra libre donde cualquier mentira cuele como una verdad cierta, sin parangón. No me gusta que me insulten, violenten con comentarios y busquen la pelea, no el debate. Rehuyo de todos aquellos que parece que van con una navaja por la vida: aunque si hay que bajar al barro, acepto a mi pesar. No tengo por qué caer bien a nadie -¡qué coñazo!- ni tampoco dar más explicaciones de mis acciones, al igual que tampoco me excedo al demandarlas cuando creo oportuno.

3

Lo he dicho alguna vez: no soporto a los pechofríos. Tampoco a los cagamandurrias. La supuesta superioridad moral los divos se la pueden meter por done les quepa. Pero muy al fondo. Las censuras no es que me den igual, pero: si me pusiera a romper pelotas, alguno saldría bien escaldado.

Cuando el insulto, la burla y la mentira son la única respuesta a una acción, significa que hay algo que se ha hecho bien: tambalear un cimiento, una idea. Quizá algunos necesitaban un pellizco en su cabeza para darse cuenta de lo frágiles que son sus verdades absolutas sacadas en la barra de un bar para atacar de una manera tan absurda como salvaje a quien no piensa como ellos.

debate zanjado.

Un poema de Luca Argel

Luca_Argel_1_510_300

[lunes de guardar reposo y paciencia: el martes será igual Nota mental pero pública: cuando el recurso que queda es el insulto es que se ha tocado donde más duele. Suerte de la poesía…]

Perdí 7 amigos en 5 días pregúntame cómo
porque me convenciste de que este universo
es sólo un gran (o quién sabe sólo un pequeño)
malentendido; porque hiciste de su cruz
un espantapájaros y de mi propia suavidad
un arma que no perdona; porque fuiste
el único melocotón en un plato de frutas de cera; y
porque nunca oíste hablar de los hanson ni
del jabón de snoopy; y porque después partiste
feliz de la vida sin darte cuenta de que una de las
siete cabezas de la bestia está herida de muerte.

[poema del poeta brasileño Luca Argel (Río de Janeiro, 2018 – act.) extraído de Me olvidé de fijar el grafito (Kriller71, 2015]

Esperando las noticias del agua, de Basilio Sánchez

ub. la cruz del surEl próximo martes 12 entregan a Basilio Sánchez el III Premio Centrifugados al mejor libro publicado por un extremeño en 2018. El cacereño ha sido -y es- referente silencioso sin la estridencia de capitales y marcas: no le hacen falta -y dudo que las necesite-. Sin discusión posible, es uno de los mejores poetas actuales que hay en la península.

Esperando las noticias del agua (Pre-Textos, 2018) como ya comenté a finales del año pasado, fue uno de los libros que más me gustaron del año pasado. Sánchez provoca que leer sobre el amor sea una práctica hábil, satisfactorio y hábil. En el libro, el agua, sus extensiones y límites son el medio para mostrar una relación de amor con palabras que son la mueca del sentimiento, evocadoras de otros tiempos y realidades: la sal contra lo dulce del agua de río; el desierto como extensión del vacío y la calma; el lugar donde Sigue leyendo